Uruguay

La crisis provocada por la pandemia de COVID-19 ha impactado negativamente a la economía uruguaya. En 2020, el producto interno bruto (PIB) cayó un 5.9% anual, afectando sobre todo a los grupos más vulnerables. En 2020, la tasa de pobreza, de acuerdo con las últimas estimaciones internacionales comparables, alcanzó el 5.1%, aumentando en dos puntos porcentuales, aunque sigue siendo una de las más bajas de la región de América Latina y el Caribe (ALC) y considerablemente inferior al promedio regional, del 30.9%. En 2020, el 75.1% de los uruguayos se declararon satisfechos con la calidad de la atención sanitaria, una cifra solo dos puntos porcentuales más baja que diez años atrás. Este porcentaje es muy superior al 48.2% registrado en la región de ALC e incluso más elevado que el promedio de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), del 70.7%. Uruguay destaca como el país con mayor gasto público en atención sanitaria en ALC: un 9.3% del PIB, frente a un 6.8% en la región de ALC y un 8.8% en la OCDE. Aunque la pandemia afectó también al sistema educativo, Uruguay estuvo entre los países de ALC que lograron minimizar la interrupción de la educación de los alumnos. Entre marzo de 2020 y mayo de 2021, las escuelas cerraron durante 14 semanas, menor a la media de la región de ALC (26 semanas) y cercano al promedio de la OCDE (15 semanas). Durante las semanas de cierre, el aprendizaje en línea ayudó a mitigar el impacto negativo en los alumnos, ya que el 47.4% de las escuelas tenían acceso a plataformas digitales, una cifra superior a la media de la región de ALC (32.5%), aunque ligeramente inferior al promedio de la OCDE (54.1%).

Uruguay ha realizado amplios esfuerzos para afrontar la crisis sanitaria y reducir el impacto del COVID-19 en los hogares, los trabajadores y las empresas más vulnerables. El Fondo Solidario COVID-19 fue fundamental para aplicar estas medidas, reforzando y ampliando el programa ya existente de transferencias monetarias Asignación Familiar Plan de Equidad, para apoyar a los hogares más vulnerables. También implementó una aplicación de cartera electrónica (TuApp) permitiendo a los usuarios recibir cupones gubernamentales para el reembolso de alimentos y efectuar pagos diversos. Además, se estableció un régimen especial de prestaciones de desempleo para todos los trabajadores afectados y han prorrogado su duración. Uruguay concedió prórrogas y beneficios fiscales, en particular en relación con las contribuciones para pensiones, y añadió un incentivo monetario mensual para que las empresas reincorporen o contraten trabajadores. Además, se hicieron efectivas una serie de transferencias, posibilidades de crédito y otras prestaciones, en particular para microempresas y pequeñas y medianas empresas (mipymes). Con respecto a la recuperación, los planes de Uruguay a mediano y largo plazo se centran en la importancia de la resiliencia de las empresas y la creación de empleo y la sostenibilidad de las políticas sociales. Los principales motores son las inversiones para fomentar el empleo, nuevos marcos jurídicos para la inversión y la vivienda social, innovaciones fiscales para las mipymes y una reforma de la seguridad social. Por último, Uruguay está diseñando una política de comercio exterior para mejorar la presencia de productos nacionales en el extranjero.

Los proyectos de cooperación internacional de Uruguay dentro y fuera de la región se centran en las necesidades estructurales a largo plazo y en la respuesta a los apremiantes desafíos derivados de la crisis. Dentro de ALC, Uruguay participó en un proyecto de cooperación con México para reforzar la capacidad de los equipos sanitarios en la prevención y contención de la pandemia. También colaboró con Colombia en una iniciativa para compartir estrategias y buenas prácticas a fin de superar la pobreza durante la crisis y, junto al sector privado y el BID, se creó el “Fondo de Innovación de Energías Renovables”, cuyo objetivo es descarbonizar los sectores de la industria y el transporte y garantizar el acceso universal a las fuentes renovables. Fuera de la región, Uruguay participó en proyectos junto a Naciones Unidas centrados en las perspectivas de género e intergeneracional en respuesta a los impactos socioeconómicos de COVID-19. En cuanto a la creación de empleo y la consolidación de un ecosistema empresarial, se promovió la cooperación triangular con Alemania y Paraguay. En cuanto a la alianza bilateral con la Unión Europea, buscan reforzar el diálogo estratégico, adaptando las iniciativas de cooperación triangular para responder a los efectos de la pandemia y promoviendo el enfoque de Desarrollo en Transición y la Agenda 2030 de las Naciones Unidas.

Referencias

Conference Board (2015), The Conference Board’s Alternative China GDP, http://www.conference-board.org//retrievefile.cfm?filename=FAQ-for-China-GDP_9nov1511.pdf&type=subsite.

CEPAL (2020), Panorama Social de América Latina, publicación de las Naciones Unidas, https://repositorio.cepal.org/bitstream/handle/11362/46687/8/S2100150_es.pdf.

EUROsociAL (2021), La hoja de ruta para la cooperación UE-Colombia en materia de cohesión social, https://eurosocial.eu/.

Gallup (2021), Gallup World Poll (base de datos), www.gallup.com/analytics/232838/world-poll.aspx.

UIT (2020), World Telecommunication/ICT Indicators Database 2020, https://www.itu.int/en/ITU-D/Statistics/Pages/stat/default.aspx.

Latinobarómetro (2020), Vanderbilt (base de datos), Proyecto de Opinión Pública de América Latina, https://www.vanderbilt.edu/lapop-espanol/.

OCDE (2021), OECD.Stat (base de datos), Social and Economical Indicators, https://stats.oecd.org/Index.aspx

OCDE et al. (2020), Perspectivas económicas de América Latina 2020: Transformación digital para una mejor reconstrucción, Publicaciones de la OCDE, https://doi.org/10.1787/f2fdced2-es.

OCDE/Banco Mundial (2020), Panorama de la Salud: Latinoamérica y el Caribe 2020, Publicaciones de la OCDE, https://doi.org/10.1787/740f9640-es.

Reporteros Sin Fronteras (2021), Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa (base de datos), https://rsf.org/es/datos-clasificacion.

SIGI (2019), OECD.Stat (base de datos), Social Institutions & Gender Index (SIGI), http://www.genderindex.org/ranking/.

UNESCO (2020), Impacto de la COVID-19 en la educación – Cierres de escuelas, https://es.unesco.org/covid19/educationresponse#schoolclosures.

Banco Mundial (2020), “Gasto en investigación y desarrollo (% del PIB)”, https://datos.bancomundial.org/indicador/GB.XPD.RSDV.GD.ZS.

Banco Mundial (2019), “Exportaciones de productos de alta tecnología”, https://datos.bancomundial.org/indicador/TX.VAL.TECH.MF.ZS.

Metadata, Legal and Rights

Tanto este documento, así como cualquier dato y cualquier mapa que se incluya en él, se entenderán sin perjuicio respecto al estatus o la soberanía de cualquier territorio, a la delimitación de fronteras y límites internacionales, ni al nombre de cualquier territorio, ciudad o área. Los fragmentos extraídos de las publicaciones pueden estar sujetos a descargos de responsabilidad adicional recogidos en la versión completa de la publicación que se encuentra disponible en el enlace suministrado.

© OCDE/CAF/UNIÓN EUROPEA 2021

El uso del contenido del presente trabajo, tanto en formato digital como impreso, se rige por los términos y condiciones que se encuentran disponibles en: http://www.oecd.org/termsandconditions.