Capítulo 10. Capitalizar la migración de retorno haciéndola más atractiva y sostenible

El capital humano, los recursos financieros y las normas sociales adoptadas por los migrantes de retorno constituyen una importante fuente de desarrollo para muchos países. En este capítulo se sintetizan algunas de las principales tendencias de la migración de retorno identificadas en los países socios de IPPMD. Se examina el potencial de desarrollo de los migrantes de retorno, que depende en gran medida del entorno económico, social e institucional que encuentran a su vuelta a casa. Un número creciente de países están introduciendo políticas dirigidas a la migración de retorno para atraer a los emigrantes a casa y fomentar su reinserción. Más allá de las políticas específicas, en este capítulo se ahonda en el modo en que las políticas sectoriales desempeñan un papel no solo en atraer el regreso de los ciudadanos de vuelta a casa, sino también en ayudar a su reinserción duradera en la sociedad y en la realización de su potencial para contribuir al desarrollo del país.

  

La migración de retorno se ha convertido en un tema importante en la agenda de un número creciente de los países de origen de los emigrantes. La crisis económica mundial de 2008 provocó un aumento inesperado en el número de migrantes que regresaban a sus lugares de origen. Puesto que los inmigrantes constituyen uno de los grupos más vulnerables, fueron de los primeros en perder sus empleos. Algunos regresaron a sus países de origen por sus propios medios, otros en el marco de los programas de retorno voluntario y asistido, mientras que otros fueron deportados. Los más recientes conflictos en los países de destino también han acelerado los flujos de retorno. La crisis en Libia, por ejemplo, generó importantes flujos de retorno hacia los países del África subsahariana. Del mismo modo, la guerra civil de 2011 en Costa de Marfil se tradujo en retornos masivos, sobre todo hacia Burkina Faso.

Muchos países en desarrollo también están interesados en atraer el regreso de sus compatriotas, en particular de aquellos con un alto nivel educativo, para beneficiarse de los conocimientos y la experiencia adquiridos en el extranjero. El capital humano, los recursos financieros y las normas sociales adoptadas por los migrantes de retorno constituyen una importante fuente de desarrollo para los países de origen. Durante los seminarios de impulso inicial de IPPMD y las consultas bilaterales (Capítulo 2), varias partes interesadas pusieron de relieve la importancia de la migración de retorno para sus países. Esto incluye proporcionar más incentivos para regresar y apoyar la reintegración más allá de fortalecer los vínculos con la diáspora. Hicieron hincapié en que el regreso constituía una prioridad en la agenda de la migración y el desarrollo y se mostraron bien dispuestas a atraer el regreso de sus compatriotas.

El potencial de desarrollo de los migrantes de retorno, no obstante, depende en gran medida del entorno económico, social e institucional que se encuentran a su regreso. Cuanto más tiempo han pasado en el extranjero, más difícil es para los migrantes de retorno adaptarse a sus países de origen. Sus expectativas de más y mejores servicios públicos, en particular, podrían haberse incrementado. Por tanto, las políticas sectoriales desempeñan un papel fundamental no solo en la atracción de sus ciudadanos de vuelta a casa, sino también en facilitar su reinserción en la sociedad y, en consecuencia, garantizar la sostenibilidad de su regreso.

En este capítulo se sintetizan algunas de las principales tendencias de la migración de retorno identificadas en los países socios de IPPMD. En consonancia con las conclusiones resaltadas en la Parte II del informe, en la segunda sección se muestra cómo el capital económico, humano y social que los migrantes de retorno traen consigo contribuye al desarrollo de sus países de origen. En la tercera sección se explica cómo las diferentes políticas públicas pueden influir en la decisión de regresar y en su sostenibilidad. El capítulo concluye con unas recomendaciones de políticas.

Cuadro 10.1. Migración de retorno, políticas sectoriales y desarrollo: Hallazgos fundamentales

¿De qué modo la migración de retorno afecta los países de origen?

¿Cómo influyen las políticas sectoriales en la migración de retorno?

  • Los hogares con migrantes de retorno tienden a crear más negocios que los hogares no migrantes.

  • Si los migrantes de retorno no tienen acceso a las agencias gubernamentales de empleo de los inmigrantes, el trabajo por cuenta propia puede ser la única opción.

  • La migración de retorno hace crecer la inversión en las actividades agrícolas, pero también en otros tipos de actividades en los hogares rurales, lo que genera oportunidades para la diversificación.

  • Las políticas públicas destinadas a aliviar las limitaciones económicas de los hogares, como los subsidios agrícolas, pueden representar un incentivo para los migrantes de retorno.

  • La migración de retorno ayuda a enriquecer las competencias profesionales en el país de origen. Aun cuando solo regresa una parte limitada de los emigrantes de alta calificación, estos contribuyen a elevar el nivel del capital humano en sus países de origen.

  • Las prestaciones sociales aumentan la probabilidad de que los migrantes regresen a casa de forma permanente.

Nota: Estos hallazgos no se aplican a todos los países. Los resultados específicos de cada país se pueden consultar en los informes por países de IPPMD.

Los datos de IPPMD arrojan nueva luz sobre un tema poco estudiado

Existe muy poca información sobre la migración de retorno, ya que hasta la fecha no se ha organizado una recopilación de datos sistemática y representativa a gran escala sobre el tema. Los datos IPPMD sugieren, no obstante, que los patrones de retorno difieren considerablemente entre los países socios. En el estudio de IPPMD, se considera que los migrantes de retorno son personas que han vivido en otro país durante al menos tres meses consecutivos y están ahora de vuelta en su país de nacimiento. Algunos han regresado por elección, mientras que otros se han visto obligados a hacerlo. El Cuadro 10.2 representa el número de migrantes de retorno y la tasa de retorno en el estudio de IPPMD1 tanto en el ámbito individual como de hogares. Armenia tiene el mayor número absoluto de migrantes de retorno de la muestra (707), mientras que Costa Rica tiene la mayor proporción de migrantes de retorno en la suma de los que han regresado y los emigrantes (55 %), en gran parte debido a que tiene un menor número de emigrantes que los demás países. República Dominicana tiene el porcentaje más bajo de migrantes de retorno, con un 9 %. En cuanto a los hogares, República Dominicana tiene el porcentaje más bajo de hogares migrantes con migrantes de retorno (13 %), mientras que Burkina Faso tiene el más alto (65 %). La alta proporción en Burkina Faso se explica por la crisis política de 2010-11 en Costa de Marfil, que estimuló el regreso a los países vecinos.

Cuadro 10.2. Los países socios varían en su proporción de migrantes de retorno
Número de migrantes de retorno y de hogares con migrantes de retorno y sus proporciones

País

Migrantes de retorno

Hogares con migrantes de retorno

Total

Proporción1 (%)

Total

Proporción2 (%)

Armenia

707

46

499

53

Burkina Faso

521

48

411

65

Camboya

409

22

282

28

Costa de Marfil

188

23

169

34

Costa Rica

140

55

119

62

Filipinas

361

26

335

33

Georgia

308

24

258

27

Haití

88

20

86

26

Marruecos

333

23

318

29

República Dominicana

65

9

59

13

Muestra total

3 120

29

2 536

33

1. La proporción de migrantes de retorno es el porcentaje de los migrantes de retorno en la suma de todos los migrantes de retorno y emigrantes incluidos en la muestra.

2. La proporción de hogares con migrantes de retorno es el porcentaje de hogares de los migrantes de retorno en la suma de todos los hogares con al menos un emigrante, un migrante de retorno o ambos.

Fuente: Obra de los autores basada en datos del estudio IPPMD.

Más del 40 % de todos los migrantes de retorno en el estudio de IPPMD había pasado menos de un año en los países de destino antes de volver a su lugar de origen (Figura 10.1). Armenia (71 %) y Camboya (60 %) tienen la mayor proporción de personas que regresan después de solo 3-12 meses. Esto se debía principalmente a la gran proporción de migrantes estacionales procedentes de estos países. Por ejemplo, muchos armenios (a Rusia) y camboyanos (a Tailandia) emigran repetidamente entre sus lugares de origen y el país de acogida para trabajar en la agricultura. Marruecos, por el contrario, tiene la mayor proporción de personas que regresan después de más de cinco años. La duración de la estancia en los países de acogida puede desempeñar un papel en la decisión de regresar y en la reintegración a su vuelta. Las estancias más largas fuera de los países de origen pueden hacer más difícil para los migrantes de retorno reintegrarse en la vida económica, social y política de sus países de origen.

Figura 10.1. En promedio, la mayoría de los migrantes de retorno regresó después de menos de un año en el extranjero
Duración de la estancia en el país de destino antes de regresar
picture

Nota: Obra de los autores basada en datos del estudio IPPMD.

 http://dx.doi.org/10.1787/888933418451

La Figura 10.2 muestra la proporción de migrantes de retorno cuyos países de acogida anteriores son países de ingresos bajos y medios en comparación con la proporción de los países de destino de los emigrantes en este grupo de ingresos. La proporción de los países de ingresos bajos y medios es mayor para los migrantes de retorno que los países de destino de los emigrantes en la mayoría de los países. Mientras que el 36 % de los emigrantes en la muestra de IPPMD residen actualmente en países de ingresos bajos y medios, una mayor proporción de migrantes de retorno (promedio ponderado del 43 %) regresan de estos países. La diferencia es particularmente notable para Costa de Marfil y Haití, donde la proporción de migrantes de retorno es un 35 % y un 31 % mayor que la proporción de los emigrantes en los países de ingresos bajos y medios, respectivamente. La explicación para Costa de Marfil es que muchos marfileños de ascendencia burkinesa regresaron en el periodo posterior al conflicto. Para Haití, los repentinos flujos de retorno desde República Dominicana en 2014 pueden haber determinado los resultados.

Figura 10.2. Una mayor proporción de migrantes de retorno ha regresado desde países de ingresos bajos y medios
Proporción de migrantes de retorno que regresan y emigrantes que residen en países de ingresos bajos y medios (%)
picture

Nota: La figura se basa en el país de residencia anterior de los migrantes de retorno. Los niveles de ingresos se basan en la clasificación de 5 niveles del Banco Mundial.

Fuente: Obra de los autores basada en datos del estudio IPPMD.

 http://dx.doi.org/10.1787/888933418468

Entender por qué los migrantes deciden volver a casa es fundamental para entender el impacto de la migración de retorno. Si bien hay cierta variación entre los países socios, algunos patrones generales de la migración de retorno aparecen en la muestra de IPPMD (Figura 10.3). La decisión de volver está fuertemente asociada con las preferencias personales, por ejemplo, de reunirse con su familia en su país de origen. La segunda parte más grande de los migrantes de retorno regresó porque no logró obtener una situación regularizada de trabajo o residencia en los países de destino. Las dificultades de integración económica y social en los países de destino fueron el tercer factor más importante en promedio. Una pequeña proporción de migrantes decidió regresar cuando se dio cuenta de que el empleo y las oportunidades de inversión eran mejores en su país de origen. La participación en los programas de retorno desarrollados en los países receptores está entre las razones menos citadas para volver.

Figura 10.3. La mayoría de los migrantes de retorno encuestados regresó porque prefiere su país de origen
Razones por las que los migrantes de retorno regresaron a sus países de origen
picture

Fuente: Obra de los autores basada en datos del estudio IPPMD.

 http://dx.doi.org/10.1787/888933418478

La contribución de los migrantes de retorno al desarrollo sigue siendo limitada

Los migrantes de retorno pueden traer consigo tres tipos de capital acumulado en los países de destino:

  • Capital económico, que puede ser invertido en la creación de negocios y para impulsar el trabajo por cuenta propia.

  • Capital humano, que puede mitigar los posibles efectos negativos de la emigración de las personas altamente calificadas.

  • Capital social, que puede tener un efecto indirecto de amplio alcance mediante la transferencia de normas.

El grado en que estos contribuyen al desarrollo se discute en detalle a continuación.

Los migrantes de retorno invierten capital económico en la creación de negocios y el trabajo por cuenta propia

Existe una evidencia cada vez mayor en la bibliografía especializada que sugiere que los migrantes de retorno tienen una mayor probabilidad que los no migrantes de emprender actividades empresariales o de trabajar por cuenta propia (De Vreyer et al., 2010; Piracha y Vadean, 2009). Los ahorros acumulados en el extranjero pueden utilizarse como un recurso para la creación de negocios. Los migrantes de retorno con intención de convertirse en trabajadores por cuenta propia o de crear negocios a su regreso también tienen una mayor probabilidad de acumular más ahorros en el extranjero; estos planes forman parte de las estrategias de migración de las personas. Por otra parte, estas actividades también pueden ser un último recurso, especialmente para aquellos que se vieron obligados a regresar o cuyas competencias no coinciden con las necesidades del mercado laboral del país (Mezger y Flahaux, 2013).

En el Capítulo 3 se mostró que los migrantes de retorno en los países socios de IPPMD tienen una mayor probabilidad que los no migrantes de convertirse en trabajadores por cuenta propia. El impacto sobre la economía mediante la creación de empleo, sin embargo, depende en gran medida de si dan empleo también a otras personas. Es una lástima que los datos no indiquen si los miembros que trabajan por cuenta propia son propietarios de negocios o no. Sin embargo, dado que el trabajo por cuenta propia y la creación de negocios están altamente correlacionados, el análisis de IPPMD puede mostrar si los miembros trabajadores por cuenta propia del hogar pertenecen a hogares que poseen negocios.

En la mayoría de los países socios, todos los hogares que dirigen negocios tienen muchas probabilidades de tener miembros que trabajan por cuenta propia (que van desde el 84 % de los hogares que poseen negocios en Filipinas al 99 % en Burkina Faso). Los trabajadores por cuenta propia pueden dividirse en dos grupos: los que trabajan en la agricultura y todos los demás. De hecho, los hogares que poseen negocios casi nunca tienen miembros que trabajan por cuenta propia en la agricultura, excepto en Camboya y Burkina Faso. Alrededor de entre el 80 %-90 % de los hogares que poseen negocios tienen miembros que trabajan por cuenta propia en actividades no agrícolas. Los hogares de migrantes de retorno han demostrado ser más probables de tener miembros que trabajan por cuenta propia en el sector no agrícola, excepto en los tres países de bajos ingresos: Burkina Faso, Camboya y Haití (Figura 10.4).

Figura 10.4. Los hogares con migrantes de retorno en los países de ingresos medios tienen una mayor probabilidad de tener miembros que trabajan por cuenta propia en sectores no agrícolas en comparación con los hogares sin migrantes de retorno
Proporción de hogares con miembros que trabajan por cuenta propia en sectores no agrícolas (%)
picture

Nota: La muestra excluye a los hogares solamente con inmigrantes. Costa de Marfil y Marruecos quedan excluidos por falta de datos. La significación estadística se ha calculado utilizando una prueba de chi-cuadrado tal como se indica a continuación: ***: 99 %; **: 95 %; *: 90 %.

Fuente: Obra de los autores basada en datos del estudio IPPMD.

 http://dx.doi.org/10.1787/888933418485

Los hogares de los migrantes de retorno también tienen una mayor probabilidad de poseer negocios que los hogares no migrantes (Capítulo 6). La mayoría de los negocios hallados en la encuesta, sin embargo, solo tienden a emplear a miembros de la familia o a parientes cercanos. La Figura 10.5 analiza si los negocios dirigidos por los hogares de los migrantes de retorno tienen una mayor probabilidad que los negocios dirigidos por hogares no migrantes a contratar a gente de fuera de la familia. Se comparan las proporciones de los hogares con negocios que contratan empleados externos para los hogares con migrantes de retorno y los hogares sin migrantes de retorno. Los resultados no muestran ningún patrón general en los países socios. En Haití, por ejemplo, los hogares de migrantes de retorno tienen una mayor probabilidad de dirigir negocios que dan empleo a otras personas, mientras que en Armenia se produce lo contrario. Hay muchos factores que intervienen en la determinación del tamaño de los negocios. En muchos países, las partes interesadas hicieron hincapié durante las reuniones de consulta en que las restricciones económicas son uno de los factores más limitadores. Por ejemplo, la falta de acceso al crédito puede ser un obstáculo para que los negocios de los migrantes se amplíen después de su creación.

Figura 10.5. Los negocios dirigidos por los hogares de migrantes de retorno no siempre tienen más probabilidad de contratar empleados externos en comparación con las dirigidas por los hogares sin migrantes
Relación de hogares de migrantes de retorno respecto de los hogares sin migrantes de retorno que contratan mano de obra externa para sus negocios
picture

Nota: La muestra excluye los hogares compuestos solo por inmigrantes. La significación estadística se ha calculado utilizando una prueba de chi-cuadrado tal como se indica a continuación: ***: 99 %, **: 95 %, *: 90 %. Reflejan la diferencia en la proporción de hogares que contratan mano de obra externa entre hogares con y sin migrantes de retorno. Costa de Marfil y Marruecos quedan excluidos por falta de datos.

Fuente: Obra de los autores basada en datos del estudio IPPMD.

 http://dx.doi.org/10.1787/888933418494

Los ahorros que traen los migrantes de retorno también pueden impulsar el gasto en activos agrícolas de los hogares rurales. La migración de retorno también aumenta la inversión en otros tipos de actividades en estos hogares, creando oportunidades para la diversificación (Capítulo 4). También se ha hallado que la propiedad inmobiliaria de los hogares de los migrantes de retorno es más frecuente que entre los hogares sin migrantes de retorno en la mayoría de los países (Capítulo 6).

Los migrantes de retorno poseen potencial para transferir más competencias y conocimientos

Los profesionales de retorno con competencias tecnológicas, de gestión, de mercadeo o científicas a menudo crean nuevos negocios, transfieren conocimientos y aumentan las reservas de capital humano en sus países de origen. También pueden compensar la pérdida de capital humano por la emigración (OCDE, 2008). La Figura 10.6 confirma que los migrantes de retorno en la encuesta de IPPMD tienden a poseer un mayor nivel educativo que los no migrantes, con la excepción de Burkina Faso, Camboya y Marruecos, donde los niveles educativos generales son significativamente más bajos que en los demás países (Capítulo 5). Los niveles educativos superiores de los migrantes de retorno podrían explicarse por una selección positiva inicial de la emigración (los individuos con mayor nivel educativo son los más propensos a emigrar) o por haber cursado sus estudios superiores o capacitación profesional en el extranjero o una combinación de ambos.

Figura 10.6. Los migrantes de retorno tienden a tener un mejor nivel educativo en la mayoría de países
Proporción de individuos con educación postsecundaria (%)
picture

Nota: La significación estadística se ha calculado utilizando una prueba de chi-cuadrado tal como se indica a continuación: ***: 99 %, **: 95 %, *: 90 %.

Fuente: Obra de los autores basada en datos del estudio IPPMD.

 http://dx.doi.org/10.1787/888933418504

Las ganancias de capital humano por la migración de retorno también dependen de quiénes regresan. La comparación de los niveles educativos de los emigrantes actuales y los migrantes de retorno puede dar una idea acerca del grupo de migrantes que regresa (Figura 10.7). En Armenia y Costa Rica, las personas con alto nivel educativo tienen una mayor probabilidad de volver en comparación con aquellos con un menor nivel educativo, mientras que ocurre lo contrario en Burkina Faso, Camboya, Filipinas y República Dominicana. Los países de origen podrían hacer más para fomentar el retorno de los migrantes altamente calificados, ya sea temporal o permanentemente.

Figura 10.7. Los migrantes con alto nivel educativo no son quienes regresan con más frecuencia en la mayoría de países
Relación entre la proporción de migrantes de retorno con alto nivel educativo respecto de la proporción de emigrantes con alto nivel educativo
picture

Nota: Un valor de 1 indica que los migrantes de retorno y los emigrantes tienen la misma probabilidad de haber acabado la educación secundaria superior, como mínimo, que es el caso de Georgia y Haití. Un valor superior a 1 indica que los migrantes de retorno son más propensos a tener un nivel de educación secundaria superior, como mínimo; un valor inferior a 1 indica lo contrario. Costa de Marfil y Marruecos quedan excluidos por falta de datos.

Fuente: Obra de los autores basada en datos del estudio IPPMD.

 http://dx.doi.org/10.1787/888933418518

Las competencias genéricas o transferibles, es decir, aquellas que de forma productiva pueden ser transferidas a gran variedad de ocupaciones y sectores en diferentes países, desempeñan un papel importante en el aprovechamiento pleno de las competencias y los conocimientos adquiridos en el extranjero. Estas influyen en la situación laboral y la prima salarial de los migrantes de retorno. Como se muestra en el Capítulo 3, los conjuntos de competencias laborales de los migrantes de retorno son diferentes de los que poseen los no migrantes. Los migrantes de retorno son más probables que los no migrantes de tener ocupaciones más altamente calificadas en Costa Rica, Haití y Filipinas (Figura 3.12). El desajuste o la sobrecalificación de las competencias podrían obstaculizar la participación en el mercado laboral de los migrantes de retorno (Calenda, 2014; CODEV-EPFL et al., 2013). En comparación con los no migrantes, en casi todos los países una mayor proporción de los migrantes de retorno está sobrecalificada para sus trabajos (Figura 10.8). Esto no es así en Burkina Faso, sin embargo, donde el 93 % de los migrantes de retorno (en comparación con el 64 % de los no migrantes) no tienen educación previa.

Figura 10.8. Los migrantes de retorno están sobrecalificados para sus empleos más a menudo que los no migrantes
Proporción de migrantes de retorno sobrecalificados en relación con los no migrantes
picture

Nota: La sobrecalificación se mide mediante la asignación del nivel de calificación de las ocupaciones (Capítulo 3) en relación con el nivel educativo de los individuos. Si la relación en el eje izquierdo es superior a 1, la proporción de personas que están sobrecalificadas para sus empleos es mayor entre los migrantes de retorno que entre los no migrantes; una relación inferior a 1 indica la situación opuesta. El eje de la derecha muestra el porcentaje global de la población autóctona que está sobrecalificada en cada país. Costa de Marfil y Marruecos quedan excluidos por falta de datos

Fuente: Obra de los autores basada en datos del estudio IPPMD.

 http://dx.doi.org/10.1787/888933418523

Los datos IPPMD indican que más de la mitad de los migrantes de retorno se enfrentan a algún tipo de dificultad a su regreso (Figura 10.9). Uno de los desafíos comúnmente especificados para la reintegración es encontrar un trabajo equivalente a sus competencias. Más del 10 % de los migrantes de retorno en Camboya, Costa Rica y Georgia así lo afirmó. Por lo general, la integración en el mercado laboral local es su mayor preocupación, pues muchos de los repatriados tienen dificultades para encontrar cualquier tipo de empleo.

Figura 10.9. Encontrar un empleo es el mayor desafío al que se enfrentan los migrantes de retorno
Problemas a los que se enfrentan los migrantes de retorno
picture

Fuente: Obra de los autores basada en datos del estudio IPPMD.

Los efectos indirectos de la transferencia de las normas de los migrantes que regresan a los no migrantes pueden ser de gran alcance

Los migrantes de retorno ayudan a dar forma al discurso público, mediante la transformación del entorno local y al cuestionar los enfoques tradicionales. Sin embargo, su influencia real se basa en sus características individuales y su experiencia migratoria, así como en el tamaño de la comunidad de migrante de retorno en una localidad determinada.

Aunque los datos de IPPMD no dicen mucho acerca de cómo el capital social que traen consigo los migrantes de retorno influye en sus países de origen, un conjunto de otros estudios explora este vínculo. La transferencia de las normas está influida tanto por el país de origen como por el de destino, y también podría tener consecuencias negativas, por ejemplo, la transferencia de pautas de conducta discriminatoria a los hogares o países de los migrantes de retorno que hasta el momento habían sido más liberales (Tuccio y Wahba, 2015). Un ejemplo es la influencia de la migración de retorno en los patrones de fertilidad (Beine et al, 2013; Bertoli y Marchetta, 2015). Los migrantes de retorno cuyos países de residencia anterior tienen altas tasas de fecundidad influyen de manera positiva en los patrones de fecundidad en el país de origen; y de manera recíproca, una tasa de fertilidad baja en el país de acogida disminuye la tasa en el país de origen (Beine et al., 2013).

Los migrantes de retorno también tienden a tener una influencia sobre el comportamiento electoral, la participación en el ámbito político local, así como en el compromiso político de los no migrantes. La experiencia migratoria podría influir en las actitudes y comportamiento políticos de los migrantes de retorno tanto positiva como negativamente. Los individuos que estudian en el extranjero pueden formar un grupo influyente, mediante la transferencia de los valores democráticos a su regreso de un país democrático (Spilimbergo, 2009). Además, la presencia de migrantes de retorno tiende a aumentar la participación electoral de los no migrantes (Waddell y Fontenla, 2015), así como a alterar el comportamiento electoral en las comunidades (Chauvet y Mercier, 2014). Por otra parte, la exposición a diferentes normas religiosas, sociales o políticas en el extranjero puede aumentar la tolerancia a la diversidad entre los migrantes de retorno en comparación con los no migrantes (Pérez-Armendáriz y Crow, 2009).

Las políticas sectoriales desempeñan un papel limitado en la decisión y la sostenibilidad de la migración de retorno

Un número creciente de países están introduciendo políticas y programas dirigidos directamente a los migrantes de retorno potenciales. Por ejemplo, Armenia tiene el objetivo de promover la migración de retorno mediante el fortalecimiento de los canales de información. Por medio de sus fuertes lazos con las redes de la diáspora el gobierno organiza ferias de empleo en los principales países de destino de los emigrantes para anunciar las vacantes en el mercado laboral armenio. Ofrecer beneficios financieros y no financieros a los migrantes de retorno también aumenta los incentivos para volver. Estos van desde las exenciones fiscales y los requisitos para el transporte de pertenencias personales, a los subsidios salariales o de capital para poner en marcha microempresas.

Como se ha visto anteriormente, los migrantes de retorno pueden encontrar algunos problemas en volver a participar en la vida económica, social y política de sus países de origen después de su regreso. De hecho, los datos de IPPMD indican que más de la mitad de los migrantes de retorno han enfrentado algún tipo de dificultad a su regreso, entre las cuales la reinserción en el mercado laboral local ocupa un lugar preponderante. Encontrar un trabajo que coincida con las competencias de los migrantes de retorno es un desafío adicional. Esto se ejemplifica con Haití. Si bien el desajuste de competencias plantea un problema general para muchas personas, una proporción considerablemente mayor de migrantes de retorno experimentan que sus competencias no están bien adaptadas al mercado de trabajo local (Figura 10.8). Los programas de reintegración específicos, tales como ofrecer a los migrantes de retorno capacitación de recalificación profesional o la creación de entornos que aprovechen mejor sus competencias, también pueden ayudar a los migrantes de retorno a reintegrarse en sus países de origen.

Las políticas de desarrollo sectorial también pueden desempeñar un papel en la atracción de emigrantes para su regreso y su reinserción. Los subsidios agrícolas o las políticas para mejorar el sistema educativo pueden animar a la gente a volver. Las políticas de inversión también pueden tener repercusiones indirectas sobre el uso de los recursos financieros que los migrantes de retorno traen de vuelta consigo. Las políticas del laboral que mejoran la eficiencia del mercado y aumentan el capital humano, así como los programas de protección social, pueden ayudar aún más a que los migrantes de retorno se reintegren con éxito.

Sin embargo, las políticas sectoriales individuales no son suficientes. Se requiere una combinación de políticas para tener una influencia duradera en el retorno. Por ejemplo, aun cuando haya buenas oportunidades de trabajo y mercados de trabajo eficientes en los países de origen, si el sistema educativo no funciona bien, los padres con niños en edad escolar pueden ser reacios a volver. Una combinación de políticas públicas puede ayudar a atraer a los nacionales en el extranjero y lograr un retorno sostenible.

Las políticas que alivian las restricciones financieras en el país pueden atraer a los migrantes de retorno

Aliviar las restricciones financieras en el país de origen puede animar a los emigrantes a regresar. La Parte I del informe estableció ya que las políticas que ofrecen transferencias económicas o en especie afectan las decisiones migratorias de los hogares. La Figura 10.10 muestra la proporción de hogares con migrantes de retorno (Cuadro 10.1) frente a la proporción de hogares rurales que se benefician de cualquier tipo de subsidios agrícolas. La figura muestra que la proporción de la migración de retorno es mayor en los países en los que una gran parte de los hogares rurales se beneficia de las transferencias económicas directas, lo que implica que estas políticas podrían ayudar a atraer a los migrantes de retorno. Una posible explicación es que las transferencias económicas realizadas a los hogares pueden haber financiado los costos de la migración de retorno.

Figura 10.10. Cuanto mayor es la proporción de hogares rurales que se benefician de los subsidios agrícolas, mayor es la proporción de hogares con migrantes de retorno
Proporción relativa de hogares con migrantes de retorno (%) y proporción de hogares que se benefician de los subsidios agrícolas (%)
picture

Nota: La muestra se limita a los hogares rurales.

Fuente: Obra de los autores basada en datos del estudio IPPMD.

 http://dx.doi.org/10.1787/888933418549

Las políticas que reducen la precariedad pueden atraer a los migrantes de vuelta a casa y animarlos a quedarse

La vulnerabilidad de los hogares es un factor impulsor clave para la migración. Si estas vulnerabilidades no se han abordado –como por ejemplo mediante esquemas de protección social, programas públicos de empleo o programas agrícolas basados en seguros– es poco probable que los migrantes quieran volver. Por ejemplo, los datos de IPPMD muestran que los migrantes de retorno tienen una menor probabilidad que los no migrantes de beneficiarse de un sistema público de pensiones, lo que puede disuadir a los emigrantes de regresar. Las políticas que reducen la precariedad no solo pueden ofrecer más incentivos a los emigrantes para que regresen, sino que pueden ayudar a que el retorno sea sostenible. De hecho, es menos probable que los migrantes de retorno en Armenia planifiquen migrar de nuevo si tienen acceso a un programa público de pensiones. La Figura 10.11 ilustra la correlación entre el gasto público en protección social y la proporción de migrantes de retorno que planean permanecer en sus países de origen. Esta correlación revela la posible relación entre los mecanismos de reducción de riesgos y la sostenibilidad de la migración de retorno, al mostrar una mayor proporción de migrantes de retorno sin planes de volver a migrar en los países con un mayor gasto público social. Los datos también confirman que el aumento del gasto en protección social se correlaciona positivamente con una mayor proporción de migrantes de retorno. Esto puede deberse en parte a la estabilidad económica y política de los países, lo que hace que la migración de retorno sea más atractiva. Los países con mayor estabilidad pueden tener más recursos para aumentar el gasto público social.

Figura 10.11. Una mayor proporción de migrantes de retorno tiene intención de permanecer en los países con mayor gasto en protección social
Proporción de migrantes de retorno con intención de permanecer (%) y gasto social público como porcentaje del PIB (%)
picture

Nota: El gasto público en protección social se calcula como porcentaje del PIB en el año más reciente entre 2010, 2011 o 2012. Haití no está incluido debido al tamaño limitado de su muestra.

Fuentes: Obra de los autores basada en datos del estudio IPPMD y de la OIT STAT para el gasto público en protección social, www.ilo.org/ilostat.

 http://dx.doi.org/10.1787/888933418559

Recomendaciones de políticas

La migración de retorno tiene un gran potencial de desarrollo, derivado de los activos económicos, humanos y sociales consagrados en los migrantes de retorno. En este capítulo se han mostrado las influencias positivas potenciales de la migración de retorno sobre la inversión en la creación de negocios y el trabajo por cuenta propia, la transferencia de competencias profesionales y conocimientos, así como sobre las normas sociales. La creciente toma de conciencia acerca del potencial de desarrollo de la migración de retorno se ha visto emerger como una cuestión política importante en los países de origen, y muchos países en desarrollo han puesto en marcha políticas y programas dirigidos específicamente a los posibles migrantes de retorno.

Sin embargo, el fracaso para hacer frente a otras políticas puede socavar este potencial. Un sistema de salud deficiente, unas instituciones políticas débiles y un entorno de inversión hostil pueden disuadir a las personas de regresar o permanecer mucho tiempo. Por tanto, es importante ofrecer un entorno favorable en el país de origen en los ámbitos social, económico y también político.

Cuadro 10.3. Políticas para aprovechar al máximo la migración de retorno

RECOMENDACIONES TRANSVERSALES

Mercado laboral

  • Ampliar las actividades de las agencias públicas de empleo para llegar a los emigrantes en el extranjero. También deberían dirigirse a los migrantes de retorno para que tengan una mayor probabilidad de encontrar un empleo formal.

  • Garantizar que los programas de capacitación profesional satisfacen las necesidades del mercado laboral nacional para fomentar la inclusión de los migrantes de retorno.

Educación

  • Facilitar y mejorar el reconocimiento de las calificaciones académicas obtenidas en el extranjero para ayudar a los migrantes de retorno a validar sus competencias.

  • Ofrecer formación y cursos de actualización a los posibles migrantes de retorno, especialmente los que poseen un título académico, para facilitar su reinserción en el mercado laboral en el país de origen.

Inversión y servicios financieros

  • Fortalecer el acceso de los migrantes de retorno a la información sobre instrumentos y oportunidades financieras para permitir que los potenciales empresarios puedan crear y ampliar sus negocios y generar más puestos de trabajo, incluidas las zonas rurales y el sector agrícola.

  • Aplicar exenciones de impuestos sobre el capital repatriado utilizado para crear nuevos negocios.

  • Proporcionar información sobre las oportunidades de inversión local a los migrantes de retorno a través de redes de inversión y sitios web creados a medida.

Protección social y salud

  • Asegurarse de que los migrantes de retorno no tienen dificultad para solicitar la protección social y acceder a los centros de salud cuando regresan, para reducir la necesidad de emigrar de nuevo.

  • Invertir en acuerdos bilaterales con los principales países de destino para asegurar la transferibilidad de los fondos de pensiones y otros beneficios sociales.

RECOMENDACIONES ESPECÍFICAS

Migración y desarrollo

  • Crear un portal de información oficial, como un sitio web, para ofrecer información completa a los potenciales migrantes de retorno.

  • Organizar ferias de la diáspora en los principales países de destino para ofrecer empleo y oportunidades de inversión a los posibles migrantes de retorno.

  • Proporcionar incentivos financieros, tales como exenciones de requisitos para el transporte de pertenencias personales, y subsidios salariales para los migrantes de retorno altamente calificados.

Referencias

Beine, M., F. Docquier y M. Schiff (2013), “International migration, transfer of norms and home country fertility”, Canadian Journal of Economics/Revue canadienne d’économique, vol. 46/4, Wiley, Hoboken, NJ, pp. 1406–1430, http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1111/caje.12062/abstract.

Bertoli, S. y F. Marchetta (2015), “Bringing it all back home: Return migration and fertility choices”, World Development, vol. 65/C, Elsevier, Ámsterdam, pp. 27–40, http://cerdi.org/uploads/ed/2012/2012.01.pdf.

Calenda, D. (2014), “Return migrants’ employment trajectories”, en Reintegration and Development, Return Migration and Development Platform, EUI, San Domenico di Fiesole, Italia.

Chauvet, L. y M. Mercier (2014), “Do return migrants transfer political norms to their origin country? Evidence from Mali”, Journal of Comparative Economics, vol. 42/3, Elsevier, Ámsterdam, pp. 630–651, www.sciencedirect.com/science/article/pii/S014759671400002X.

CODEV-EPFL, IDSK, JNU y OIT (2013), “Migration, scientific diasporas and development: Impact of skilled return migration on development in India”, Final Research Report, CODEV-EPFL, Lausanne, www.ilo.org/global/topics/labour-migration/publications/WCMS_232070/lang--en/index.htm.

De Vreyer, P., F. Gubert y A.S. Robilliard (2010), “Are There Returns to Migration Experience? An Empirical Analysis Using Data on Return Migrants and Non-migrants in West Africa”, Annals of Economics and Statistics, vol. 97/98, GENES, París, pp. 307–28, www.jstor.org/stable/41219120.

Mezger, C. y M.L. Flahaux (2013), “Returning to Dakar: A mixed methods analysis of the role of migration experience for occupational status”, World Development, vol. 45, Elsevier, Ámsterdam, pp. 223-238, http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0305750X12002884.

OCDE (2008), “Return Migration: A New Perspective”, en OCDE, International Migration Outlook 2008, OECD Publishing, París. http://dx.doi.org/10.1787/migr_outlook-2008-en.

Pérez-Armendáriz, C. y D. Crow (2009), “Do migrants remit democracy? International migration, political beliefs, and behavior in Mexico”, Comparative Political Studies, vol. 43/1, SAGE Publications, Los Ángeles, CA, pp. 119–148.

Piracha, M. y F. Vadean (2009), “Return Migration and Occupational Choice”, IZA Discussion Paper núm. 3922, IZA, Bonn, Alemania, http://ftp.iza.org/dp3922.pdf.

Spilimbergo, A (2009), “Democracy and foreign education”, American Economic Review, vol. 99/1, marzo de 2009, AEA, Pittsburgh, https://www.aeaweb.org/articles?id=10.1257/aer.99.1.528.

Tuccio, M. y J. Wahba (2015), “Can I have permission to leave the house? Return migration and the transfer of gender norms”, IZA Discussion Paper núm. 9216, IZA, Bonn, Alemania, http://papers.ssrn.com/sol3/papers.cfm?abstract_id=2655237.

Waddell, B. J. y M. Fontenla (2015), “The Mexican Dream? The effect of return migrants on hometown development”, The Social Science Journal, vol. 52/3, Elsevier, Ámsterdam, www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0362331915000282.

Note

← 1. El proyecto no tuvo en cuenta explícitamente la migración de retorno en su estrategia de muestreo. Así pues, los hogares de los migrantes de retorno quedaron sobrerrepresentados en la población total de hogares, pero se seleccionaron al azar entre el conjunto de los hogares migrantes (Véase el Capítulo 2 para más detalles sobre los procedimientos de muestreo).