copy the linklink copied!8. Pensando en el futuro: reflexiones iniciales de los actores de la Alianza Global

Abstract

Este capítulo presenta las reflexiones iniciales de varios actores de la Alianza Global sobre los resultados del proceso de monitoreo de 2019. Se han tenido en cuenta el testimonio escrito de los miembros del Comité Directivo de la Alianza Global; los debates en el marco del diálogo de monitoreo de 2019 (Bonn, mayo de 2019); las sesiones de la Cumbre de Nivel Senior de 2019 (Nueva York, julio de 2019), y un estudio entre los coordinadores nacionales una vez finalizado el proceso de monitoreo. Se citan posibles ámbitos prioritarios para la acción, así como acciones que ya se han llevado a cabo para fomentar la eficacia de acuerdo con los objetivos del ejercicio de monitoreo.

    

«Este enfoque multilateral planteado por Alianza Global, que pone a todos los actores de desarrollo a un mismo nivel, será un factor clave para lograr contribuciones eficaces a la puesta en práctica de la Agenda 2030.» (Declaraciones de la Copresidencia de la Alianza Global en la Cumbre de Nivel Senior)  
        

Los resultados del monitoreo de la Alianza Global se utilizan para mejorar la eficacia y avanzar hacia los objetivos de la Agenda 2030. Este capítulo presenta las primeras reflexiones de las partes interesadas sobre los resultados del proceso de monitoreo 2019 y destaca los posibles ámbitos prioritarios para futuras actuaciones. Se basa directamente en las contribuciones por escrito de los miembros del Comité Directivo de Alianza Global,1 así como en los debates en el marco del Diálogo de Monitoreo 2019 (Bonn, mayo de 2019), las sesiones de la Cumbre de Nivel Senior de 2019 (Nueva York, julio de 2019) y una encuesta entre los coordinadores nacionales tras el proceso de monitoreo. También tiene en cuenta algunas de las actuaciones que los actores relevantes ya han llevado a cabo para mejorar la eficacia en consonancia con los objetivos del ejercicio de monitoreo. El Equipo Conjunto de Apoyo OCDE-PNUD para la Alianza Global se ha encargado de consolidar los datos, que en ningún caso reflejan la postura ni de la OCDE ni del PNUD. En realidad, el material presentado en este capítulo debe entenderse como las reflexiones directas de los actores participantes compartidas con el Equipo de Apoyo Conjunto.

«El proceso de monitoreo es la piedra angular de la Alianza Global y es único en su orientación al cambio de comportamiento». (Confederación Sindical Internacional)  
        

Los actores interesados siguen comprometidos con la agenda para la eficacia del desarrollo en tanto que importante acelerador del desarrollo sostenible, si bien los datos arrojan que los avances no han sido uniformes. El monitoreo de la Alianza Global sigue viéndose como una herramienta importante para proporcionar datos y evidencias que mejoren el conocimiento de la situación, fomenten la eficacia del desarrollo y maximicen la contribución de los actores relevantes a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). En este sentido, se ha considerado positivo que el Informe de avances 2019 destaque los puntos débiles del proceso e indique dónde deben incidir los países socios, los socios para el desarrollo y otros actores involucrados en el desarrollo, así como dónde deben incrementarse las iniciativas de los actores interesados.

«Los datos de la ronda de monitoreo de 2018 arrojan una imagen heterogénea de la eficacia y sugieren que hay que seguir insistiendo para poner realmente en práctica la cooperación para el desarrollo». (Alemania)  
        

copy the linklink copied!Para acelerar el desarrollo, se debe incrementar la apropiación y la alineación de las estrategias

Las partes interesadas del desarrollo son conscientes de que la apropiación de la cooperación para el desarrollo es fundamental, para lo que se necesita capacitar a las instituciones para liderar y gestionar las alianzas y los recursos para la cooperación. Esto incluye crear sistemas sólidos de planificación, gestión y rendición de cuentas para el desarrollo y garantizar tanto un mandato institucional para la gestión de la cooperación al desarrollo como la adecuada capacidad administrativa para conseguir los resultados previstos. Los países socios ya están trabajando para mejorar su capacidad de liderazgo: Uganda, por ejemplo, está preparando una nueva política de cooperación y también fortalecerá su sistema para gestionar los recursos de cooperación y hacer un seguimiento adecuado. También se ha reconocido que es preciso un liderazgo de los gobiernos de los países socios, exigiendo eficacia a sus socios para el desarrollo, para que estos socios modifiquen su comportamiento.

No solo es importante crear sistemas sólidos de planificación, gestión y rendición de cuentas, sino también velar por que se creen vínculos más fuertes entre esos sistemas. Fortalecer los vínculos entre las estrategias nacionales de desarrollo, los marcos de resultados, los recursos y los sistemas de seguimiento se considera una prioridad. Fomentar la capacitación estadística de los países socios, haciendo hincapié en los datos para no dejar atrás a nadie, también se ha identificado como una prioridad. En la Cumbre de Nivel Senior, Myanmar compartió su propuesta para fortalecer estos vínculos mediante su Plan de Desarrollo Sostenible, que sirve como marco de resultados nacional y, simultáneamente, proporciona una matriz de planificación estratégica pormenorizada que guía a todos los actores involucrados en el desarrollo en la implementación de las iniciativas de desarrollo. Para velar por la completa aplicación de su agenda de eficacia del desarrollo, Myanmar ha creado el nuevo Ministerio de Inversión y Relaciones Económicas Exteriores y ha adoptado una nueva política de ayuda al desarrollo para mejorar la coherencia y la coordinación de la cooperación para el desarrollo.

Los países deben coordinar mejor sus prioridades con los socios para el desarrollo. El apoyo continuado de los socios para el desarrollo a la agenda de eficacia, incluida una mayor armonización con las prioridades de desarrollo de los países socios, se considera fundamental para la eficacia. Ciertos socios para el desarrollo indicaron que prevén integrar los principios de eficacia durante la preparación de las nuevas estrategias de cooperación para el desarrollo, para fortalecer la orientación a resultados y utilizar los sistemas de los países, mejorar la previsibilidad, fomentar las alianzas entre varios actores interesados, reducir la fragmentación y mejorar la colaboración, así como fomentar la implicación de los gobiernos de los países socios en las evaluaciones de los programas.

Los países socios destacan la importancia de generar confianza como requisito para una alianza fuerte entre los actores involucrados en el desarrollo. El compromiso y las actuaciones de los socios para el desarrollo y de los gobiernos de los países socios se consideran importantes para construir una confianza mutua entre los actores involucrados en el desarrollo. Se ha insistido en que la confianza exige compartir información, además de implicar a la sociedad en las iniciativas de desarrollo para favorecer una mayor apropiación y aceptación. Se ha observado, asimismo, que crear confianza requiere fortalecer las capacidades para que todos los actores puedan estar al mismo nivel. La Alianza Global se ha reconocido como plataforma para crear esa confianza. Para que este cambio pueda hacerse realidad, hay que hacer un buen uso de la Alianza Global, un foro único donde todos los actores relevantes se encuentran como iguales.

«Debemos esforzarnos en construir ese espacio de confianza. Si no, nunca se podrá ser eficaz». (Uganda)  
        

copy the linklink copied!Facilitar la implicación activa de los actores relevantes requiere aunar esfuerzos

Las reflexiones iniciales destacaban que, para muchas de las partes interesadas, es fundamental revertir la tendencia a un espacio de la sociedad civil cada vez más reducido. Los socios para el desarrollo reconocían la importancia de su apoyo a las OSC para incrementar ese espacio. Por su parte, los representantes de las OSC presentes en la Cumbre de Nivel Senior reconocían la necesidad de implementar los Principios de Estambul para la eficacia del desarrollo de las OSC y fortalecer sus sistemas internos de rendición de cuentas para que sean progresivos, estén bien gestionados y conectados a nivel nacional, regional y sectorial. Las relaciones entre las OSC de diferentes países se consideran necesarias para capacitar a esos países en lo que necesiten. En respuesta a esta prioridad, varios socios para el desarrollo indicaban que han previsto trabajar en la mejora de la eficacia y el entorno favorable de las OSC y garantizarles un mayor espacio en las políticas mediante el apoyo de las OSC.

«La capacidad de dialogar, junto con la creación de un espacio para la sociedad civil, es una de las mayores dificultades actuales, pero también es una tremenda oportunidad para avanzar en eficacia en la cooperación para el desarrollo». (Centro para la Empresa Privada Internacional)  
        

La mayor capacidad de diálogo y la inclusividad de los distintos actores relevantes del sector privado en el diálogo público-privado se ha considerado vital para forjar alianzas eficaces. Algunos actores relevantes han expresado su intención de apoyar un diálogo DPP de mayor calidad y más inclusivo y de traducir los nuevos Principios de Kampala (relativos a la participación eficaz del sector privado en la cooperación para el desarrollo) en directrices prácticas para los profesionales de los países. Las partes interesadas también se han mostrado a favor de seguir trabajando con los gobiernos y el sector privado mediante el diálogo social. En la Cumbre de Nivel Senior, los países socios que han intentado proponer acciones nacionales para avanzar con el DPP compartieron su experiencia al respecto. El gobierno de Burkina Faso proporcionó ejemplos de su recién creada Dirección DPP y su fortalecimiento del marco legal para fomentar un entorno positivo para el sector privado. El gobierno de Perú apuntaba al establecimiento de un marco para fomentar las alianzas entre distintos actores para apoyar al sector privado como actor de desarrollo.

Es necesario mejorar el control parlamentario de la cooperación para el desarrollo para garantizar que los recursos se asignen con eficacia, se luche contra la corrupción y se aumente la transparencia. En la Cumbre de Nivel Senior, la Unión Interparlamentaria proporcionó una serie de sugerencias para mejorar el control parlamentario de la cooperación para el desarrollo; entre otros, incluir a los parlamentos en las negociaciones relacionadas con ayuda oficial para el desarrollo; establecer procedimientos vinculantes para el desembolso de fondos, con presentación de informes sobre la utilización de esos fondos; e introducir debates parlamentarios regulares sobre cuestiones relacionadas con el desarrollo.

copy the linklink copied!Es preciso pasar de la teoría a la práctica y monitorear los progresos para avanzar en los ODS

Deberían usarse mejor los datos y las evidencias para promover un diálogo y provocar cambios conductuales. Se ha observado la necesidad de centrarse en poner en práctica procesos de seguimiento nacionales e internacionales. A nivel nacional, los resultados deben analizarse en contexto para que puedan llevarse a cabo las acciones oportunas y aprovechar el empuje de las políticas para ganar eficacia. En este sentido, se sugirió que se iniciaría un proceso dedicado a la Alianza Global para que las partes interesadas pudieran poner en práctica los resultados del monitoreo. Dicho proceso podría apoyar a los países socios, a los socios para el desarrollo y a otros actores involucrados en el desarrollo para elaborar agendas de actuación basadas en sus resultados específicos de monitoreo. Otra sugerencia fue vincular mejor los resultados de monitoreo con la labor de la Alianza Global a nivel nacional, haciendo hincapié en que las medidas por la eficacia se hagan realidad para avanzar hacia los ODS. El diálogo específico con grupos determinados y a nivel internacional también se puso sobre la mesa como algo fundamental para ganar eficacia y abordar los llamados asuntos pendientes.

«Necesitamos acciones prácticas que utilicen los datos de la última ronda de monitoreo a nivel nacional para diseñar planes de actuación que permitan avanzar.» (Unión Europea)   
        

Muchos actores relevantes ya están utilizando los resultados de la Alianza Global como base para su planificación, sus alianzas y sus actuaciones por una mayor eficacia. En la encuesta que siguió al proceso de monitoreo, elaborada con los coordinadores nacionales, la mayoría de los países socios indicaba que han previsto utilizar los resultados como punto de referencia para seguir los avances nacionales con respecto a los compromisos de eficacia y para estructurar los procesos de diálogo para el desarrollo nacional. Algunos países socios indicaban también que prevén utilizar los resultados del monitoreo para revisar las políticas de cooperación para el desarrollo y fortalecer las alianzas con el sector privado y la sociedad civil. Algunos socios para el desarrollo indicaron que ya están analizando los resultados (o lo harán en breve) con vistas a identificar las acciones necesarias para mejorar la eficacia; otros prevén utilizar los resultados para mejorar la eficacia de su programación en el ámbito nacional o para alimentar el diálogo a escala nacional. También se ha expresado el deseo de iniciar un debate en profundidad en el marco del Comité de Ayuda al Desarrollo de la OCDE para identificar las actuaciones que pueden emprender los socios para el desarrollo para detectar las prioridades de apoyo de los países socios.

copy the linklink copied!El proceso de monitoreo de la Alianza Global debe continuar para adaptarse a los desafíos de la Agenda 2030

El monitoreo de la Alianza Global sigue siendo una herramienta fundamental para el desarrollo sostenible y no hay que cejar en el empeño de hacer las adaptaciones necesarias según el panorama de cooperación, en constante cambio. La Alianza Global ya ha avanzado mucho para adaptar su marco de monitoreo para responder mejor a las necesidades específicas de cada caso y a las modalidades cambiantes de la cooperación. Se ha detectado un amplio apoyo a la continuación de esta labor, con propuestas de una mayor revisión del proceso de monitoreo. Con respecto al proceso, se ha observado que el hecho de que sean los países los que dirijan el ejercicio, incluida la integración del monitoreo en sus propios procesos y sistemas, es algo fundamental. Entre las sugerencias de adaptación, se ha mencionado que se exploren los medios para simplificar aún más el proceso, sobre todo para que todos los actores puedan participar activamente; que se revise la frecuencia de las rondas de monitoreo; que se consideren muestras menores y más específicas; que se elaboren estudios para complementar el ejercicio de monitoreo más amplio; que se aporte apoyo a los gobiernos de los países socios según el contexto (propuestas regionales para pequeños estados insulares en desarrollo, por ejemplo), y que se armonice mejor el ejercicio de monitoreo con el proceso de seguimiento y revisión de los ODS, incluidas las revisiones nacionales voluntarias. Los debates de la Cumbre de Nivel Senior confirmaron la voluntad de todos los actores relevantes de la Alianza Global de trabajar para seguir mejorando el ejercicio de monitoreo como un elemento esencial para apuntalar los efectos de desarrollo sostenible.

«Nuestro proceso de monitoreo debe tener más peso para lograr cambios a escala nacional que favorezcan la eficacia del desarrollo, con vistas al cumplimiento de la Agenda 2030 y de otros procesos internacionales de políticas públicas». (Declaración de la Copresidencia en la Cumbre de Nivel Senior de la Alianza Global)  
        

Nota

← 1. Datos proporcionados por el grupo CANZUS (puntos de vista consolidados de Australia, Canadá, Nueva Zelandia y Estados Unidos), el Centro para la Empresa Privada Internacional, la Unión Europea (puntos de vista consolidados de las instituciones de la Unión y sus estados miembros), Alemania, la Confederación Sindical Internacional, Suiza y el Reino Unido.

Metadata, Legal and Rights

Tanto este documento, así como cualquier dato y cualquier mapa que se incluya en él, se entenderán sin perjuicio respecto al estatus o la soberanía de cualquier territorio, a la delimitación de fronteras y límites internacionales, ni al nombre de cualquier territorio, ciudad o área. Los fragmentos extraídos de las publicaciones pueden estar sujetos a descargos de responsabilidad adicional recogidos en la versión completa de la publicación que se encuentra disponible en el enlace suministrado.

https://doi.org/10.1787/ed0e092e-es

© OCDE, PNUD 2020

El uso del contenido del presente trabajo, tanto en formato digital como impreso, se rige por los términos y condiciones que se encuentran disponibles en: http://www.oecd.org/termsandconditions.