4. Recursos útiles

  • La base de datos de procesos deliberativos representativos de la OCDE incluye cerca de 600 ejemplos en todo el mundo.

  • La Biblioteca de Casos de Estudio del Observatorio para la Innovación en el Sector Público de la OCDE recaba buenas prácticas de innovaciones en el gobierno, incluyendo prácticas participativas.

  • Participedia es un repositorio colaborativo de casos de estudio sobre participación ciudadana.

  • LATINNO database reúne más de 3744 casos de innovaciones democráticas en América Latina.

  • People Powered Hub es útil para navegar en los ejemplos de presupuestos participativos y otros procesos de participación ciudadana.

  • Gov Lab CrowdLaw Catalog es un repositorio de más de 100 casos de todo el mundo que usa distintos métodos como la co-creación o la innovación abierta.

  • CitizenLab publica casos de estudio de procesos participativos digitales a nivel local.

  • Simon Fraser University’s Beyond Inclusion: Equity in Public Engagement propone ocho principios para contribuir a la inclusión significativa y equitativa de diversas voces en los procesos de participación pública en los diferentes sectores.

Los cabildos abiertos y los foros comunitarios son herramientas participativas que comenzaron a usarse en el siglo XVII en asambleas en Nueva Inglaterra o en tradiciones coloniales en América Latina (cabildos). Ahora, estos procesos son usados a nivel mundial, más comúnmente a niveles locales o legislativos, para promover información sobre la acción pública, estimular la participación ciudadana y construir una relación basada en la rendición de cuentas y la confianza.

A diferencia la consulta pública, los cabildos abiertos o foros comunitarios no buscan recabar insumos de un caso en especial. Estos procesos son un medio que utilizan las autoridades públicas para comenzar una discusión con el público, ya sea para entender sus necesidades, presentar futuras decisiones o compartir avances de acciones implementadas. También ayudan a mantener un canal directo de comunicación y a rendir cuentas al público con respecto a algunas acciones o mandatos. Debido a que las asambleas abiertas y los foros comunitarios no están diseñados para ser representativos, pueden ser organizados fácilmente en cuatro pasos.

Puede consultar una descripción más detallada en el Capítulo 2.

Otros recursos:

  • Guide to 21st Century Town Meeting de Involve brinda información práctica para apoyar a las autoridades públicas en la organización de reuniones públicas usando mecanismos digitales y presenciales.

  • Guide to Public Participation de la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unido sirve de guía para organizar una participación pública exitosa, con elementos específicos sobre Asambleas abiertas.

  • CIVICUS (2004) publicó fichas técnicas sobre Foros Públicos y Foros comunitarios, brindando una guía e información importante para las autoridades públicas interesadas en organizar reuniones públicas y abiertas.

Una consulta es una relación bidireccional en la cual la ciudadanía brinda retroalimentación a una institución pública (como ser comentarios, percepciones, información, consejos, experiencias e ideas). Generalmente los gobiernos definen los temas de consulta, establecen las preguntas y manejan el proceso, mientras la ciudadanía y/o partes interesadas son invitadas a aportar sus puntos de vista y opiniones.

Podrá encontrar una descripción más detallada en el Capítulo 2.

Otras fuentes:

Hay varios tipos de modelos de innovación abierta disponibles para las autoridades.

El Crowdsourcing generalmente incluye plataformas en las que los participantes pueden publicar sus ideas o aportes para responder las solicitudes o preguntas de la autoridad organizadora. Pueden llevarse a cabo alternativas presenciales, como, por ejemplo, talleres o urnas para recolectar ideas.

Los Hackatones son generalmente eventos presenciales organizados a lo largo de un fin de semana, en un espacio compartido donde todos los participantes pueden trabajar y compartir ideas. Los Hackatones son eventos orientados a metas, por lo que el objetivo es ofrecer un entorno colaborativo de trabajo con facilidades técnicas y generalmente incluyen un momento de preparación de terreno y una sesión de presentación donde los participantes comparten sus ideas y soluciones. Los participantes trabajan en equipos para resolver uno o más problemas y se pueden asignar mentores con gran experiencia sobre el problema de la política o el tipo de solución deseado. En algunos casos, las autoridades públicas podrían considerar recompensar al ganador con un premio o con el reconocimiento que implica la implementación de su idea como solución para la política pública. Para que un hackatón sea productivo, las autoridades públicas deberán poner a disposición de los participantes datos e información sobre el problema a resolver.

Los desafíos públicos generalmente se basan en una plataforma digital donde las autoridades públicas publican un problema público a ser resuelto y se convoca a la ciudadanía o partes interesadas para que propongan una solución. En algunos casos, las autoridades públicas pueden organizar sesiones presenciales para responder las preguntas o brindar coaching o apoyo para mejorar las soluciones de los participantes.

Más recursos:

  • A Framework of Open Practices de Mozilla Foundation describe y da pautas de cómo usar métodos innovadores, abiertos y colaborativos con base en la experiencia de Mozilla y otras organizaciones innovadoras.

  • Open Policy Making Toolkit del Gobierno del RU incluye información sobre la formulación abierta de políticas como también las herramientas y técnicas que los formuladores de políticas pueden usar para crear políticas más abiertas y lideradas por los usuarios.

  • The Power of Hackaton: a roadmap for sustainable open innovation de Zachary Bastien ofrece un panorama general de los hackatones y ofrece una guía práctica, así como buenas prácticas de experiencias exitosas.

  • 21st-Century Public Servants: Using Prizes and Challenges to Spur Innovation de Estados Unidos resultados y experiencias del enfoque de la administración de Obama al uso de desafíos públicos para resolver problemas públicos complejos y otras metodologías innovadoras.

  • The Open Policy Making Playbook de GovLab ofrece casos de estudio y una guía para que los formuladores de políticas públicas puedan incluir enfoques colaborativos e innovadores a la elaboración de políticas públicas.

La ciencia ciudadana es el involucramiento de la ciudadanía en la investigación científica. Al hacerlo, los investigadores, la ciudadanía y algunas veces los formuladores de políticas se unen para abordar problemas científicos y de políticas públicas. A través de la ciencia ciudadana, la ciudadanía puede participar en muchas etapas del proceso científico, desde el diseño de la pregunta de investigación hasta la recolección de datos y mapeo voluntario, interpretación y análisis de datos, hasta la publicación y divulgación de resultados. La ciencia ciudadana permite a los investigadores sacar ventaja de la curiosidad científica y recursos de la ciudadanía para lograr resultados científicos, al tiempo que se crean oportunidades para que las personas aprendan sobre un tema en particular o una pregunta de investigación y descubran los procesos científicos.

Otros recursos:

  • Guías y manuales de SCivil incluye una guía para iniciarse en la ciencia ciudadana, explicando todos los detalles más básicos y también un manual sobre la comunicación acerca de un proyecto de ciencia ciudadana.

  • Citizen science for all del Programa GEWISS, presenta una guía para la ciencia ciudadana, tanto en sus aspectos prácticos como teóricos en áreas que van desde la educación hasta las artes y humanidades.

  • Digital tools: Compilación de recursos útiles, incluyendo software, literatura académica, links a conferencias, entre otras herramientas prácticas.

Las instituciones públicas se benefician ampliamente de crear canales de retroalimentación para que la ciudadanía brinde insumos, comentarios y reclamos para mejorar las decisiones, acciones y servicios. A la hora de involucrar a la ciudadanía y partes interesadas en la supervisión y evaluación de decisiones y acciones, las autoridades públicas pueden crear ciclos virtuosos y relaciones más sanas que pueden contribuir a la confianza general en el gobierno.

El monitoreo cívico puede ser implementado usando diversos métodos tales como:

  • Encuestas de opinión pública

  • Libretas de Calificación Ciudadanas

  • Auditorías sociales

  • Mecanismos de reclamo para la ciudadanía

  • Monitoreo y evaluación por parte de la comunidad

  • Rastreo del gasto público

  • Herramientas en línea

  • Procesos deliberativos representativos

Los pasos a implementar pueden variar significativamente dependiendo en gran medida de la herramienta elegida. El siguiente cuadro sugiere algunos pasos generales para implementar un proceso de monitoreo cívico:

Otros recursos:

No hay una solución universal para todos los presupuestos participativos, ya que cada institución puede acomodar el proceso para que se adapte al propósito deseado, cronograma o requisitos legales. Sin embargo, hay algunas etapas que todos los presupuestos participativos deberían incluir:

Otras fuentes:

Los procesos deliberativos representativos, tales como las asambleas, jurados y paneles ciudadanos son algunos de los métodos de participación ciudadana más innovadores que las autoridades públicas de todos los niveles de gobierno inician cada vez más frecuentemente para intentar resolver problemas complejos sobre políticas públicas que van desde el cambio climático hasta decisiones de inversión en infraestructura. El diseño de estos procesos varía dependiendo de varios factores: el asunto de la política pública a ser abordado, el nivel de gobernanza, la cantidad de personas elegidas aleatoriamente, etc. Debajo figura una secuencia simplificada para diseñar tal proceso. Consulte los recursos que figuran debajo para obtener una guía detallada sobre cada paso.

Otros recursos:

Legal and rights

Tanto este documento, así como cualquier dato y cualquier mapa que se incluya en él, se entenderán sin perjuicio respecto al estatus o la soberanía de cualquier territorio, a la delimitación de fronteras y límites internacionales, ni al nombre de cualquier territorio, ciudad o área. Los fragmentos extraídos de las publicaciones pueden estar sujetos a descargos de responsabilidad adicional recogidos en la versión completa de la publicación que se encuentra disponible en el enlace suministrado.

© OCDE 2023

El uso del contenido del presente trabajo, tanto en formato digital como impreso, se rige por los términos y condiciones que se encuentran disponibles en: https://www.oecd.org/termsandconditions.