1887

OECD Multilingual Summaries

Entrepreneurship at a Glance 2017

Summary in Spanish

Cover
Lea el libro completo en:
10.1787/entrepreneur_aag-2017-en

Panorama del Emprendimiento 2017

Resumen en español

En la mayoría de los países de la OCDE donde hay datos disponibles, las cifras de creación de nuevas empresas siguen recuperándose, y en muchos países son superiores a los máximos anteriores a la crisis; eso sugiere que cualquier disminución constante de las tasas de empresas podría estar reduciéndose.

Las mejoras en las tendencias sobre la bancarrota refuerzan las señales de una recuperación en el entorno empresarial. A finales de 2016, el número de quiebras había vuelto a los niveles anteriores a la crisis, o era menor, en la mayoría de los países. E incluso en los países donde los niveles de bancarrota seguían siendo superiores a los de 2007, en especial Islandia, Italia y España; las tendencias iniciales de 2017 han empezado a indicar mejoras.

Los servicios han sido un propulsor importante de la creación de empresas

En todos los países de la OCDE las tasas de creación de empresas en el rubro de servicios superaron las de las empresas industriales, contribuyeron aproximadamente con dos terceras partes de todos los puestos de trabajo generados por las nuevas empresas en 2014. Pero en la mayoría de las economías, las nuevas empresas industriales contribuyeron con menos del 15% de los puestos de trabajo creados. Además, entre 2008 y 2014 el empleo en el sector de la manufactura se redujo en todos los países de la OCDE, salvo en dos: Luxemburgo y Alemania.

Las tasas de ocupación laboral también se han recuperado en muchos países y, en la mayoría, las PyME —tanto nuevas como establecidas— han sido los principales motores del crecimiento. En el sector de la manufactura, el crecimiento del empleo en las grandes empresas de la eurozona, que se vieron menos afectadas por la crisis que las PyME, han seguido superando al de las PyME. En Estados Unidos ocurre lo contrario, las grandes empresas del sector de servicios han impulsado el crecimiento del empleo después de la crisis.

Las diferencias de productividad entre las empresas más grandes y las más pequeñas varía considerablemente de un país a otro y entre los sectores. Sin embargo, los déficit de productividad en general son mucho menores en el sector de servicios que en el de la industria manufacturera. Como suele ocurrir, a mayor déficit de productividad mayor diferencia salarial; en Alemania, por ejemplo, las empresas grandes pagaban una prima salarial de más del 50% de las empresas medianas y superior al doble de las micro y pequeñas empresas; así que el crecimiento en las actividades del sector de servicios puede contribuir a reducir el tamaño de las distribuciones salariales en toda la economía.

Un sector de servicios más emprendedor también puede coadyuvar a que sigan reduciéndose las desigualdades entre ambos sexos, ya que las mujeres participan de manera más desproporcionada en las empresas de servicios recién creadas. Durante los últimos diez años, el diferencial entre las tasas de empleo autónomo de hombres y mujeres ha disminuido en casi todos los países. Sin embargo, persisten diferencias importantes entre ambos sexos: en los países de la OCDE, una de cada diez mujeres empleadas trabaja por su cuenta, casi la mitad del porcentaje de los hombres con trabajo autónomo (17%).

Las diferencias salariales en el sector de la manufactura están aumentando en muchos países

En muchos países, el crecimiento de la productividad laboral después de la crisis en las PyME del sector manufacturero rezagó a las grandes empresas, lo que agudizó los déficit de productividad existentes, sobre todo en Bélgica, la República Checa, Alemania, Letonia y la República Eslovaca. A su vez, las diferencias salariales entre las manufactureras más grandes y las más pequeñas se incrementaron en todos los países de la OCDE de Europa Oriental, excepto en Polonia, los Estados Bálticos, Noruega y el Reino Unido entre el 2008 y el 2014.

Las herramientas digitales han abierto nuevos caminos y destrabado nuevos mercados para los microemprendedores.

La creación de herramientas y plataformas digitales asequibles ha brindado nuevas oportunidades a las microempresas para aprovechar los mercados extranjeros de una manera que antes habría sido inimaginable.

Los nuevos datos de la Encuesta sobre el Futuro Empresarial, una iniciativa de investigación conjunta y mensual entre Facebook, la OCDE y el Banco Mundial sobre las PyME con presencia digital, muestran que hasta los emprendedores “solo yo” (es decir, trabajadores autónomos sin empleados) pueden participar en las exportaciones como una actividad importante de su negocio, al aprovechar las herramientas digitales, a pesar de su pequeña escala. Dos de cada tres empresas exportadoras respondieron que más de la mitad de sus ventas internacionales dependía de herramientas en línea, y casi la mitad (45%) informó que más del 75% de sus ventas internacionales dependía de ese tipo de herramientas.

La información más reciente de la Encuesta sobre el Futuro Empresarial también confirma las conclusiones anteriores de que las empresas que comercian internacionalmente confían más en la situación actual y en las perspectivas futuras de su negocio; y también es más probable que tengan un panorama positivo de creación de empleos. Esto también es palpable para los empresarios “solo yo” que son comerciantes. Aclarado el punto, la encuesta también revela que las empresas grandes generalmente tienen una evaluación más positiva de la situación de sus negocios que las empresas más pequeñas. Esto refleja los importantes desafíos que enfrentan las microempresas al dirigir y hacer crecer sus negocios, como acatar las regulaciones, obtener financiamiento, contratar y retener a los empleados calificados y encontrar socios comerciales.

La aparición de “trabajadores ocasionales”

Una tendencia generalizada entre la mayoría de los países ha sido el crecimiento del número de trabajadores autónomos que laboran solo tiempo parcial. En la última década aumentaron considerablemente los trabajadores autónomos que laboran tiempo parcial, lo que en parte refleja las nuevas oportunidades que presenta el surgimiento de la "economía del trabajo temporal", es decir, el creciente fenómeno de acuerdos laborales flexibles, que complementan o sustituyen a los empleos de tiempo completo. Aunque los trabajadores ocasionales en sí no son nuevos (por ejemplo, la industria del entretenimiento siempre ha contado con ellos), en la actualidad hoy los oferta y demanda un grupo más grande y diverso de personas, y abarcan un abanico de servicios más amplio que nunca.

El surgimiento de los trabajadores ocasiones plantea nuevas interrogantes sobre la idoneidad de las tasas o niveles de empleo autónomo como valor sustitutivo del tamaño de la actividad emprendedora, ya que la relación entre la economía de trabajo temporal y la actividad empresarial en ningún caso es obvia. Los participantes en la economía del trabajo temporal pueden ser pequeños empresarios, pero muchos de los trabajadores ocasionales ofrecen sus servicios en condiciones que comparten grandes similitudes con los empleados convencionales, en especial la falta de riesgo empresarial. Al mismo tiempo, la flexibilidad que ofrecen los trabajadores ocasionales a menudo sí contrasta con los empleados asalariados tradicionales, y puede alentar a los empresarios incipientes para que pongan en marcha sus ideas sobre nuevas empresas mientras siguen siendo capaces de cubrir sus gastos de manutención.

Por lo tanto, existen dificultades de medición para evaluar la contribución de los trabajadores ocasionales a la actividad emprendedora, algunos datos indican que la economía del trabajo temporal a veces puede disminuir la actividad empresarial; en especial cuando las plataformas de la economía de trabajo temporal actúan como sustituto de la iniciativa empresarial de poca calidad en lugar de complementar la iniciativa empresarial de alta calidad.

Solucionar estas dificultades de medición y explorar opciones para mejorar la disponibilidad de datos en esta área se suma al compromiso de esta publicación de proporcionar mejor información para medir la iniciativa empresarial. Otros trabajos en curso en este sentido incluyen elaborar semblanzas de nuevas empresas conforme a su situación de propiedad y comercial, así como de integración en las cadenas globales de valor, la generación de mejores datos sobre participación de género y, también, en términos más generales, con respecto a destacar los escollos y salvedades en la utilización de datos sobre emprendimientol.

© OECD

Este resumen no es una traducción oficial de la OCDE.

Se autoriza la reproducción de este resumen siempre y cuando se mencionen el título de la publicación original y los derechos de la OCDE.

Los resúmenes multilingües son traducciones de extractos de publicaciones de la OCDE editados originalmente en inglés y en francés.

OECD

¡Lea la versión completa en inglés en OECD iLibrary!

© OECD (2017), Entrepreneurship at a Glance 2017, OECD Publishing.
doi: 10.1787/entrepreneur_aag-2017-en

This is a required field
Please enter a valid email address
Approval was a Success
Invalid data
An Error Occurred
Approval was partially successful, following selected items could not be processed due to error