Mejores competencias, mejores empleos, mejores condiciones de vida

Un enfoque estratégico de la políticas de competencias

Las competencias se han convertido en la divisa global del siglo XXI. Sin una inversión adecuada en ellas, las personas languidecen al margen de la sociedad, el progreso tecnológico no se traduce en crecimiento económico y los países ya no pueden competir en una sociedad mundial basada cada vez más en los conocimientos. Pero esta divisa se devalúa a medida que las exigencias de los mercados laborales evolucionan y las personas pierden las competencias que no usan. La crisis económica mundial -con altos niveles de desempleo, en especial entre los jóvenes- ha vuelto más urgente el fomento de mejores competencias. Al mismo tiempo, también debe atenderse el aumento de la desigualdad de los ingresos, provocado en gran medida por la desigualdad de los salarios entre trabajadores muy competentes y poco competentes. La solución más prometedora a esos problemas es invertir eficazmente en las competencias a lo largo del ciclo de la vida: desde la primera infancia, durante la educación obligatoria, y a lo largo de la vida laboral. La Estrategia de Competencias de la OCDE brinda un marco estratégico para ayudar a los países para que comprendan más acerca de cómo invertir en las competencias de manera que estas transformen vidas y fomenten las economías. Asimismo, ayudará a los países a identificar las fortalezas y las debilidades de su banco existente de competencias nacionales y sistemas de competencias, compararlos internacionalmente y desarrollar políticas para mejorarlos. En particular, la estrategia establece las bases sobre las cuales los gobiernos puedan trabajar con eficacia con todas las partes interesadas: gobiernos nacionales, locales y regionales, empleadores, trabajadores y estudiantes.

Spanish Korean, German, English, Portuguese, French