Estudios de la OCDE sobre los Sistemas de Salud: México 2016

Estudios de la OCDE sobre los Sistemas de Salud: México 2016 You do not have access to this content

Spanish
Click to Access: 
    http://oecd.metastore.ingenta.com/content/8112164e.pdf
  • PDF
  • http://www.keepeek.com/Digital-Asset-Management/oecd/social-issues-migration-health/estudios-de-la-ocde-sobre-los-sistemas-de-salud-mexico-2016_9789264265523-es
  • READ
Author(s):
OECD
21 Dec 2016
Pages:
208
ISBN:
9789264265523 (PDF) ;9789264265516(print)
http://dx.doi.org/10.1787/9789264265523-es

Hide / Show Abstract

Diez años después de la introducción del Seguro Popular y del primer Estudio del Sistema de Salud de la OCDE, el Sistema de Salud mexicano, sin duda, ha progresado. Con la introducción del Seguro Popular en 2004, cerca de 50 millones de mexicanos que antes están afiliados a un esquema de aseguramiento público en salud que les brinda protección financiera. Evidencia reciente muestra que el gasto empobrecedor en salud ha disminuido de 3.3% a 0.8% de la población, y han mejorado los parámetros clave como la mortalidad infantil y las muertes por infartos cardíacos o accidentes cerebrovasculares. Sin embargo, se han intensificado retos graves y urgentes. Entre 2000 y 2012, las tasas de sobrepeso u obesidad aumentaron de 62% a 71% en la población adulta; uno de cada tres niños ya tiene sobrepeso u obesidad. Más del 15% de los adultos padece diabetes, más del doble del promedio de la OCDE de 6.9%

La inversión pública en el Sistema de Salud mexicano ha aumentado de 2.4% a 3.2% del producto interno bruto (PIB) entre 2003 y 2013. Sin embargo, está en duda si estos recursos se están traduciendo en beneficios para la salud tangibles -indicadores clave sugieren que el Sistema de Salud mexicano no está trabajando de la forma más eficaz o eficiente como podría hacerlo. Por ejemplo, el gasto administrativo representa casi 10% del presupuesto nacional de salud, el más alto de la OCDE. El alto gasto de bolsillo en salud también indica una falla del sistema de salud en lograr una cobertura efectiva, servicios de alta calidad, o ambos. Tal vez como resultado de éste y otros factores, la brecha en la esperanza de vida entre México y otros países de la OCDE, se ha ampliado de alrededor de cuatro años de edad a casi seis en la última década.

Also available in English
loader image

Expand / Collapse Hide / Show all Abstracts Table of Contents

  • Mark Click to Access
  • Prefacio y agradecimientos

    Este informe es el segundo Estudio de la OCDE sobre el Sistema de Salud de México y se publica durante el desarrollo de los debates acerca de las reformas a la Ley General de Salud de México. Mucho se ha avanzado desde el primer estudio elaborado hace diez años. La inversión pública en el sistema de salud ha aumentado de 2.4% a 3.2% del PIB; el esquema público de aseguramiento del Seguro Popular cubre ahora a cerca de 50 millones de mexicanos y los gastos empobrecedores en salud bajaron de 3.3% a 0.8% de la población mexicana. Las tasas de mortalidad infantil y de mortalidad materna han disminuido y la esperanza de vida ahora es ligeramente menor de los 75 años. Muchas de las innovaciones en materia de políticas públicas de salud en México se estudian y se emulan en todo el mundo, especialmente en el campo de la prevención.

  • Acrónimos y abreviaturas
  • Resumen ejecutivo

    Más de diez años después de crear el Seguro Popular y publicar el primer Estudio de la OCDE sobre el Sistema de Salud de México, el sistema de salud mexicano, sin duda, ha logrado avances importantes. Con el Seguro Popular, cerca de 50 millones de mexicanos cuentan con un esquema de aseguramiento público que antes no tenían. Estudios recientes muestran una disminución de los gastos empobrecedores en salud de 3.3% a 0.8% de la población, así como mejoras en algunos indicadores clave como la mortalidad infantil, la mortalidad materna y la mortalidad por ataques cardiacos o accidentes cerebrovasculares. Sin embargo, se han intensificado retos graves y urgentes. Entre 2000 y 2012, las tasas de sobrepeso y obesidad aumentaron de 62% a 71% de la población adulta, mientras que uno de cada tres niños ya tiene sobrepeso u obesidad y más de 15% de los adultos padece diabetes, más del doble del promedio de la OCDE de 6.9%.

  • Diagnóstico y recomendaciones

    A diez años de la instrumentación del Seguro Popular, el sistema de salud en México se encuentra en una posición crítica. Sin duda, algunos indicadores de salud y del desempeño de dicho sistema han mejorado: las personas que antes no estaban aseguradas ahora utilizan los servicios con mayor frecuencia, en tanto que los datos señalan que el gasto empobrecedor en salud ha bajado de 3.3% a 0.8%. La mortalidad infantil se redujo a 13 muertes por 1 000 nacidos vivos en 2013, una disminución de 38% desde 2000. Sin embargo, otros indicadores son aún preocupantes. Las tasas de supervivencia tras un ataque al corazón o un accidente cerebrovascular son mucho peores que en otros países de la OCDE.

  • Las necesidades de atención de la salud y la organización del sistema de salud en México

    México ha logrado importantes avances en materia de salud en años recientes. Sin embargo, este progreso ha sido más lento que los sistemas de salud de la OCDE. Preocupa, en particular, la brecha en la esperanza de vida entre México y los demás países de la OCDE, la cual ha aumentado de casi cuatro a seis años.

  • Fortalecer la rectoría para construir un sistema de salud centrado en la persona y orientado al uso de la información

    La organización de la atención no está satisfaciendo actualmente las necesidades de salud de la población. Mejorar decididamente los estándares de salud y bienestar de la población mexicana requiere implantar una reforma estructural al sistema de salud de México.

  • Prestación de servicios de salud: definición de un paquete de beneficios equitativo y fortalecimiento de la atención primaria

    En este capítulo se analiza cómo la prestación de servicios del sistema de salud de México puede evolucionar para satisfacer de forma más equitativa las necesidades de salud individuales y colectivas. Avanzar hacia un paquete más homogéneo con todos los esquemas de aseguramiento público es un compromiso importante que se debe cumplir. Asimismo, se deben tomar medidas para facilitar el acceso y mejorar la calidad de la atención médica.

  • Realinear el financiamiento para cubrir mejor las necesidades de la atención de la salud individual

    El enfoque fragmentado de México al financiamiento de la atención de la salud refuerza la estructura igualmente dividida del sistema de salud, lo cual impide la eficacia en la generación y asignación de los recursos. Es de especial urgencia implantar en el país un enfoque más articulado, dado que cada año un gran número de personas transitan entre las instituciones de seguridad social y el Seguro Popular debido a cambios en su situación laboral y esto interrumpe la continuidad en la atención. Emprender esfuerzos hacia un financiamiento más integrado —o el equivalente funcional— permitiría que la atención se transfiera con mayor facilidad entre aseguradoras y podría conducir a mejoras en la eficiencia.

  • Compra más inteligente de bienes y servicios

    En este capítulo se analizan las medidas que México podría adoptar para promover un funcionamiento más eficiente de su sistema de salud. La implementación de una separación de funciones efectiva, en especial en términos de compra y de prestación de servicios de los institutos de seguridad social, debería ser una prioridad. Esto sentaría las bases para ampliar la contratación selectiva, la elección de prestadores al usuario y más innovación por parte del proveedor. La Secretaría de Salud tendrá que centrar sus esfuerzos en proporcionar una coordinación, regulación y supervisión eficaces tanto de compradores como de proveedores.

  • Add to Marked List
 
Visit the OECD web site