OECD Multilingual Summaries

Development Co-operation Report 2016

The Sustainable Development Goals as Business Opportunities

Summary in Spanish

Cover
Lea el libro completo en:
10.1787/dcr-2016-en

Informe de cooperación para el desarrollo 2016

Las metas de desarrollo sostenible como oportunidades de negocios

Resumen en español

Al adoptar la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible y sus 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), el mundo ahora tiene el plan de desarrollo más ambicioso, diverso y universal de la historia. Para enfrentar los desafíos que esos objetivos representan, la comunidad mundial debe rebasar los USD 135 mil millones que se proporcionan anualmente como ayuda oficial para el desarrollo (AOD). Se calcula que las necesidades de inversión para los ODS en los países en desarrollo asciendan a alrededor de USD 3.3 a 4.5 billones por año. Tomar medidas para limitar el aumento de la temperatura del planeta a 1.5°C por encima de los niveles preindustriales requerirá 100 mil millones por año hasta el 2020 solo de los países desarrollados. Al mismo tiempo, los nuevos objetivos dejan claro que los desafíos que plantea el desarrollo sostenible ya no son simplemente una cuestión que sucede en los países pobres, son un desafío para todos nosotros. Para solucionar estas preocupaciones mundiales que se relacionan entre sí, es necesario que un amplio conjunto de interesados unan fuerzas y que el sector privado asuma una posición central.

Invertir en desarrollo sostenible es una inversión inteligente

El modelo de negocio para los ODS es eficaz. Este Informe de Cooperación para el Desarrollo 2016 deja claro que invertir en el desarrollo sostenible es una inversión inteligente. Las empresas que introducen la sostenibilidad en sus modelos de negocio son rentables y exitosas, con rendimientos de capital positivos en cuanto a menor riesgo, diversificación de sus mercados y carteras, mayores ingresos, menores costos y productos de mejor valor. Invertir en los países en desarrollo —incluso en los menos desarrollados— se considera cada vez más como una oportunidad de hacer negocios, pese a los riesgos que eso implique. Por otra parte, las empresas proporcionan empleo, infraestructura, innovación y servicios sociales, entre otras ventajas. En este informe se exploran cinco vías para materializar el enorme potencial del sector privado como socio para cumplir con los ODS, al proporcionar la cantidad y calidad de las inversiones que se necesitan para apoyar el desarrollo sostenible.

Cinco vías para los Objetivos de Desarrollo Sostenible

  • 1. La inversión extranjera directa es, en gran medida, la mayor fuente de capital internacional para los países en desarrollo, y se le considera que es una de las fuentes de inversión privada más favorables para el desarrollo. Puede generar empleos, impulsar la capacidad productiva, habilitar a las empresas locales para que accedan a los nuevos mercados internacionales y, con ello, transfieran tecnología que puede tener efectos positivos a largo plazo. Muchos esperan que esos flujos de capital sean importantes para subsanar las deficiencias de financiamiento para los ODS. De acuerdo con la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (CNUCYD), un esfuerzo concertado de la comunidad internacional ayudaría a cuadruplicar la inversión extranjera directa para 2030, sobre todo en los países estructuralmente débiles. Sin embargo, esto causa cierta preocupación: los flujos internacionales de capital han empezado a disminuir, mientras las vulnerabilidades económicas están creciendo. En el capítulo 2 se advierte que una desaceleración, o incluso un retroceso, de la inversión extranjera directa podrían causar ramificaciones negativas tanto en los mercados de inversión en desarrollo como en los internacionales. Adaptar las estrategias de desarrollo en torno a las cualidades complementarias y que se refuerzan mutuamente de la inversión privada y la cooperación para el desarrollo puede compensar la naturaleza cíclica y variable en las tendencias de la inversión extranjera directa.
  • 2. Financiamiento mixto — utilizar los fondos públicos estratégicamente para proporcionar, por ejemplo, instrumentos sin riesgos para los inversionistas privados, puede mejorar de manera sorprendente la escala de inversiones para el desarrollo. El financiamiento mixto ofrece un enorme potencial, desaprovechado en gran medida, para que los actores públicos, filantrópicos y privados trabajen juntos a fin de mejorar de manera sorprendente la escala de inversión en los países en desarrollo. Su potencial radica en su capacidad para eliminar los cuellos de botella que impidan a los inversionistas privados identificar los sectores y países que requieran urgentemente inversiones adicionales. Para acelerar el progreso social y económico en aras de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, es necesario aumentar proporcionalmente el financiamiento mixto, pero de una manera sistemática que evite ciertos riesgos. En el Capítulo 3 se examina con más detenimiento el uso del financiamiento filantrópico y para el desarrollo para liberar recursos al combinar mecanismos que tengan el potencial de transformar las economías, las sociedades y la vida de la gente. Cabe señalar que aunque la idea de combinar el financiamiento público y privado en el contexto de cooperación para el desarrollo no es nueva, hasta ahora ha tenido un papel marginal.
  • 3. En el Capítulo 4 de este informe se describe el trabajo en curso para vigilar y medir el efecto de la movilización de las intervenciones del sector público en la inversión privada. Se espera que esto sea un elemento importante del nuevo marco de "apoyo oficial total para el desarrollo sostenible" (TOSSD, por sus siglas en inglés), que proporcionará información importante sobre estrategias de financiamiento y mejores prácticas, para atraer financiamiento para el desarrollo que apoye los ODS. Una encuesta reciente de la OCDE confirmó la viabilidad de recopilar y medir los datos sobre el efecto de la movilización directa de las garantías, los préstamos sindicados y las acciones en instrumentos de inversión colectiva; se realiza trabajo para crear metodologías similares para otros instrumentos financieros. Sin embargo, todavía queda mucho por hacer sobre todo para hallar la forma de medir el efecto indirecto —o “catalítico— de las intervenciones públicas sobre la consecución de objetivos mundiales y sobre el trabajo contra el cambio climático. La OCDE coordina estos esfuerzos con el trabajo en curso en otros foros para garantizar la coherencia.
  • 4. Si el desarrollo ha de ser verdaderamente sostenible e incluyente debe beneficiar a todos los ciudadanos, en particular a los más pobres, marginados y vulnerables. Las inversiones sociales han evolucionado en la última década como un método innovador para aumentar los beneficios de los negocios para las poblaciones más pobres y marginadas del mundo. Las empresas que generan una rentabilidad social medible así como financiera pueden aportar eficacia, innovación, rendición de cuentas y escalar los esfuerzos de desarrollo. Los fondos públicos pueden utilizarse para fortalecer y promover este tipo de inversiones al compartir los riesgos y, también, al apoyar un entorno comercial idóneo, sobre todo en los países menos desarrollados y en los países que salen de conflictos. Estos nuevos modelos de negocios pueden complementar a los existentes, en particular en áreas que no suelen ser populares para los negocios, pero que son indispensables para los pobres, como la educación, la salud y los servicios sociales.
  • 5. Para que las empresas hagan el bien y al mismo tiempo no perjudiquen, el sector privado debe cumplir con las mismas normas internacionales de transparencia y rendición de cuentas como todos los demás actores. En el Capítulo 6 se examinan los principios y normas de la conducta empresarial responsable y cómo el cumplimiento de los mismos puede darle a las empresas responsables una ventaja que beneficie su balance final y al mismo tiempo produzca resultados positivos para la gente y el planeta. Las empresas y el gobierno desempeñan funciones complementarias para aplicar, promover y posibilitar la conducta empresarial responsable. Las Directrices de la OCDE para las Empresas Multinacionales ayudan a optimizar sus aportaciones, al apoyar el desarrollo de prácticas empresariales responsables que rindan cuentas para asegurar que la cantidad de las inversiones coincida con la calidad de los negocios para generar beneficios sociales, económicos y ambientales.

Este informe proporciona ejemplos de cómo la OCDE estimula el diálogo y crea oportunidades para la cooperación entre los muchos interesados que intervienen en el desarrollo sostenible. También se presentan casos prácticos que ilustran cómo las empresas ya están trabajando para promover el desarrollo sostenible y un crecimiento incluyente en los países en desarrollo. En esta era caracterizada por la globalización, el rápido avance tecnológico y la competencia por los preciados recursos, es importante recordar que las empresas prosperan cuando el mundo prospera.

© OECD

Este resumen no es una traducción oficial de la OCDE.

Se autoriza la reproducción de este resumen siempre y cuando se mencionen el título de la publicación original y los derechos de la OCDE.

Los resúmenes multilingües son traducciones de extractos de publicaciones de la OCDE editados originalmente en inglés y en francés.

Pueden obtenerse en forma gratuita en la librería en Internet de la OCDE www.oecd.org/bookshop

Si desea más información, comuníquese con la Unidad de Derechos y Traducciones, Dirección de Asuntos Públicos y Comunicación de la OCDE en: [email protected] o por fax: +33 (0)1 45 24 99 30.

OECD Rights and Translation unit (PAC)
2 rue André-Pascal, 75116
Paris, Francia

Visite nuestro sitio www.oecd.org/rights

OECD

¡Lea la versión completa en inglés en OECD iLibrary!

© OECD (2016), Development Co-operation Report 2016: The Sustainable Development Goals as Business Opportunities, OECD Publishing.
doi: 10.1787/dcr-2016-en

 



Visit the OECD web site