OECD Multilingual Summaries

Measuring the Digital Economy

A New Perspective

Summary in Spanish

Cover
Lea el libro completo en:
10.1787/9789264221796-en

Medición de la Economía Digital

Una nueva perspectiva

Resumen en español

Dado el mediocre crecimiento alcanzado en gran parte del mundo, es prioritario seguir y comprender el papel que juegan las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) e Internet en el conjunto de la economía. La publicación Medición de la Economía Digital establece el vínculo entre indicadores existentes y cuestiones de política de economía digital, identifica las lagunas en el marco de medición, evalúa los avances y propone una agenda de medición internacional orientada al futuro.

Las TIC han desencadenado cambios profundos en las economías y sociedades

El número de usuarios de Internet en los países de la OCDE aumentó, pasando de de algo menos del 60% de los adultos en 2005 a cerca del 80% en 2013, llegando al 95% entre los jóvenes, con grandes diferencias entre los países y en el interior de los mismos. En 2013, más del 90% de las personas tuvieron acceso a Internet en Luxemburgo, Países Bajos, los países nórdicos y Suiza; en cambio, en Grecia, Italia, México y Turquía su accesso fue de un 60% o menos. La brecha entre el uso de Internet por parte de los adultos mayores y la población más joven por lo general siguió siendo alta en los países rezagados en comparación con los de vanguardia.

Los jóvenes de 15 años de edad de los países OCDE pasan cerca de tres horas diarias en Internet, en un día normal entre semana, y más del 70% utiliza Internet en la escuela. En los países de la OCDE, el 62% de los usuarios de Internet participan en las redes sociales y el 35% utilizan servicios de gobierno electrónico. Alrededor de la mitad de los habitantes de los países de la OCDE adquieren bienes y servicios en línea, y en Dinamarca, Corea, Suecia y el Reino Unido, casi 20% utiliza un dispositivo móvil para hacerlo.

En el periodo 2012‑2013, el 77% de las empresas en la zona de la OCDE tenían un sitio web o página de Internet y el 21% vendía sus productos electrónicamente. Cerca del 80% de las empresas utilizaban servicios de gobierno electrónico.

Los avances tecnológicos están alimentando una mayor penetración

La Internet de alta velocidad, los menores precios unitarios y los aparatos inteligentes han favorecido la aparicion de aplicaciones nuevas y de mayor uso intensivo de datos. Las suscripciones al servicio inalámbrico de banda ancha en la zona de la OCDE aumentaron más de dos veces en sólo cuatro años: en diciembre de 2013, casi tres de cada cuatro personas en los países de la OCDE tenían una suscripción a Internet de banda ancha inalámbrico.

La banda ancha móvil también está ampliamente disponible en muchos países emergentes y menos desarrollados. Por ejemplo, en el África Subsahariana, las suscripciones aumentaron de 14 millones en 2010 a 117 millones en 2013.

Se estima que la cuota de páginas consultadas desde aparatos móviles y tablets aumentó, pasando de un 15% a más de un 30% en menos de dos años. En 2013, cerca del 75% de los usuarios activos de Facebook se conectaron a través de un aparato móvil.

Sin embargo, las diferencias internacionales en velocidad y precios son aún importantes, incluso entre los países de la OCDE. En diciembre de 2013, la proporción de suscriptores al servicio de alta velocidad de banda ancha (más de 10 Mbit/s) oscilaba entre algo más del 70% y algo menos del 2% en todos los países de la OCDE. Dependiendo del país, los usuarios de teléfonos inteligentes en los países de la OCDE pueden pagar hasta siete veces más por una cesta de servicios móviles comparable.

Las TIC están fomentando innovaciones en todas las industrias y ciencias

En 2011, el sector TIC, junto con las industrias editorial, de medios y contenidos digitales, representaban cerca de un cuarto del gasto total de las empresas en I+D (BERD, por sus siglas en inglés) de la OCDE. En 2014, las patentes de tecnologías relacionadas con las TIC representaron un tercio de todas las solicitudes a las principales agencias de patentes. En los últimos 10 años, la proporción de patentes de minería datos respecto al total de patentes aumentó más de tres veces y la proporción de patentes de comunicación de máquina a máquina (M2M, por sus siglas en inglés) aumentó seis veces.

Muchas tecnologías emergentes dependen de innovaciones en las TIC. En los países de la OCDE, cerca del 25% de las patentes TIC pertenecen también a áreas no relacionadas con estas tecnologías. Por ejemplo, la implantación de técnicas de secuenciación del genoma de segunda generación que incorporan algoritmos de minería de datos supuso que el coste por secuencia del genoma humano cayera de un millón a mil dólares estadounidenses en sólo cinco años (2009‑2014).

La economía digital ha sido resistente a la crisis

En 2012, las industrias de la información representaron cerca del 6% del valor agregado total, alrededor del 4% del empleo total y un 12% de la inversión fija total en la zona de la OCDE. La productividad laboral en el sector de la economía de la información es aproximadamente un 60% más alta que la del total de la economía.

El sector TIC superó al resto de la economía en términos de crecimiento neto de la población de empresas entre 2009 y 2012 y supuso cuotas relativemente altas de empresas de medio y alto crecimiento. Las nuevas empresas TIC tienen también tasas de supervivencia más altas que sus homólogas en las industrias manufactureras y de servicios.

La crisis no parece haber afectado significativamente los ingresos de las 250 empresas TIC más importantes del mundo. Sin embargo, éstas han reducido sustancialmente sus gastos en I+D en comparación con el inicio de la década, tal vez debido al desplazamiento de su actividad, desde la actividad manufacturera a la de servicios.

Durante el periodo transcurrido de 2000 a 2012, el peso de las computadoras y sus periféricos dentro de las exportaciones TIC mundiales bajaron, pasando de cerca de un 38% a menos de un 30%, mientras que la proporción de equipo de comunicaciones y productos electrónicos de consumo subió de un 26% a casi un 35%. Durante el mismo periodo, la cuota de China dentro de las exportaciones mundiales de TIC creció, pasando del 4.4% a más del 30%. Sin embargo, en términos de valor agregado, la cuota de China fue de sólo un 17%, puesto que tiene que importar una cantidad considerable de bienes y servicios intermedios.

La creación de empleo ha sido muy lenta

A pesar del dinamismo del sector, el empleo en las industrias TIC nunca recuperó el máximo alcanzado en 2001 del 4.1% del empleo total y permaneció justo por debajo del 3.8% en 2012. Esta lenta dinámica del empleo reflejó la reestructuración de la industria manufacturera y de los servicios de telecomunicaciones, así como el crecimiento de los servicios TI. Sin embargo, las industrias TIC representan menos de la mitad de los puestos relacionados con las TICs en los países de la OCDE.

De 2003 a 2013, el empleo en ocupaciones TIC aumentó alrededor de un 25% en Australia y Canadá, cerca de un 15% en Estados Unidos y entre un 16% y un 30% en los países europeos de la OCDE, comportándose mejor que el empleo total a lo largo de la crisis. Sin embargo, varios estudios destacan los efectos potencialmente perturbadores de las TIC en el empleo, dados los avances en la automatización y el Aprendizaje de Máquina.

Se requieren nuevas competencias de trabajadores, empresas y usuarios

Si bien el uso de las TICs en el trabajo es generalizado, cerca del 60% de los trabajadores de la Unión Europea declaró que sus competencias en informática eran insuficientes para solicitar un nuevo empleo, porcentaje que sobrepasa el 80% en las personas con bajo nivel educativo, y que contrasta con el 40% de las personas con educación terciaria. Las industrias TIC emplean, en promedio, un 30% de los investigadores del sector empresarial, pero sólo el 3% de los graduados en educación terciaria de la OCDE se graduaron en informática en 2012.

Internet ha abierto nuevas oportunidades para la educación y la formación. En 2013, de acuerdo con los datos disponibles para 30 países de la OCDE, la participación en cursos en línea ascendió un 9.3% de los usuarios de Internet y ahora cientos de universidades ofrecen programas en línea y cursos masivos abiertos en línea (MOOCs, por sus siglas en inglés).

También es necesario mejorar las competencias en materia de la seguridad. La seguridad es esgrimida, por cerca de un tercio de usuarios de Internet en la Unión Europea, como la razón principal para no comprar en línea. Sin embargo, en 2013 sólo cerca de un tercio de los usuarios de Internet en la Unión Europea habían cambiado alguna vez la configuración de seguridad de su navegador. De manera similar, en 2010 sólo el 9% de los usuarios adultos de Internet en la Unión Europea utilizaron un software de vigilancia paterna o de filtrado web para proteger a sus hijos en línea.

Se necesitan nuevas herramientas estadísticas para medir la economía digital

Si bien las estadísticas existentes miden la difusión de las TIC, éstas no tienen la misma capacidad para ir al paso de las nuevas tecnologías, en rápida evolución, y su utilización por parte de personas individuales y empresas. Es necesario desarrollar una agenda de medición internacional orientada al futuro que gire alrededor de seis áreas:

  • 1. Mejorar la medición de la inversión en TIC y su vínculo con los resultados macroeconómicos.
  • 2. Definir y medir las competencias necesarias para la economía digital.
  • 3. Desarrollar métricas para realizar el seguimiento de cuestiones de seguridad, privacidad y protección al consumidor.
  • 4. Fomentar la medición de las TIC para objetivos sociales y el impacto de la economía digital en la sociedad.
  • 5. Invertir en una infraestructura de información completa y de alta calidad para medir los impactos.
  • 6. Desarrollar un marco estadístico de calidad adaptado para explotar Internet como fuente de datos.

© OECD

Este resumen no es una traducción oficial de la OCDE.

Se autoriza la reproducción de este resumen siempre y cuando se mencionen el título de la publicación original y los derechos de la OCDE.

Los resúmenes multilingües son traducciones de extractos de publicaciones de la OCDE editados originalmente en inglés y en francés.

Pueden obtenerse en forma gratuita en la librería en Internet de la OCDE www.oecd.org/bookshop

Si desea más información, comuníquese con la Unidad de Derechos y Traducciones, Dirección de Asuntos Públicos y Comunicación de la OCDE en: [email protected] o por fax: +33 (0)1 45 24 99 30.

OECD Rights and Translation unit (PAC)
2 rue André-Pascal, 75116
Paris, Francia

Visite nuestro sitio www.oecd.org/rights

OECD

¡Lea la versión completa en inglés en OECD iLibrary!

© OECD (2014), Measuring the Digital Economy: A New Perspective, OECD Publishing.
doi: 10.1787/9789264221796-en

 



Visit the OECD web site