Estado de la Población Mundial

Spanish
Frequency
Annual
ISSN: 
2519-8998 (online)
http://dx.doi.org/10.18356/2cb6c371-es
Hide / Show Abstract

El Estado de la Población Mundial es un informe anual publicado por el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA). Cada edición cubre y analiza los desarrollos y las tendencias de la población mundial y la demografía, y hace énfasis en regiones específicas, países y grupos de población y los desafíos únicos que enfrentan.

Also available in English, Chinese, French, Arabic, Russian
 
Estado de la Población Mundial 2009

Estado de la Población Mundial 2009

Frente a un Mundo Cambiante - las Mujeres, la Población y el Clima You or your institution have access to this content

Spanish
Click to Access: 
    http://oecd.metastore.ingenta.com/content/69260d1d-es.pdf
  • PDF
  • http://www.keepeek.com/Digital-Asset-Management/oecd/population-and-demography/estado-de-la-poblacion-mundial-2009_69260d1d-es
  • READ
Author(s):
UNFPA
10 Aug 2010
Pages:
102
ISBN:
9789210603461 (PDF)
http://dx.doi.org/10.18356/69260d1d-es

Hide / Show Abstract

El mundo entero ha estado hablando de los créditos de carbono, el trueque de emisiones de carbono y las metas para las emisiones. No se ha dicho lo suficiente con respecto a las personas que contribuir a tales emisiones, ni acerca de quienes han de resultar más afectados por el cambio climático, especialmente las mujeres. ¿Cómo afecta la dinámica de la población a la emisión de gases de efecto invernadero y al cambio climático? La urbanización y el envejecimiento de la población, ¿reforzarán u obstacularizarán las medidas de adaptación a un mundo que se está calentando? Y ¿podrían una mejor atención de la salud reproductiva y unas mejores relaciones entre mujeres y hombres lograr una diferencia en la lucha contra el cambio climático? A menos que las políticas relativas al clima tengan en cuenta a las personas, no lograrán mitigar el cambio climático ni proteger a las poblaciones vulnerables contra efectos potencialmente desastrosos.

Also available in Russian, Chinese, French, English, Arabic
loader image

Expand / Collapse Hide / Show all Abstracts Table of Contents

  • Mark Click to Access
  • Prólogo

    Cuando los negociadores sobre el clima se reúnan en Copenhague en diciembre de 2009, en ocasión del 15º período de sesiones de la Conferencia de las Partes en la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, marcarán un rumbo que impulsará a los gobiernos del mundo o bien hacia adelante o bien meramente hacia un costado, en cuanto a abordar uno de los problemas más arduos que jamás hayamos enfrentado los seres humanos: cómo ordenar nuestra influencia sobre el clima y cómo adaptarnos a los cambios climáticos, ahora y con el andar del tiempo.

  • Panorama general

    El clima—las condiciones meteorológicas a lo largo del tiempo—siempre está cambiando, pero en la experiencia humana conocida nunca han sido los cambios tan espectaculares como los que probablemente se avecinan en el siglo venidero. Durante milenios, desde que surgieron las civilizaciones en antiguas sociedades de agricultores, el clima de todo el planeta era relativamente estable, con temperaturas y precipitaciones pluviales que han sostenido la vida humana y su expansión mundial. Hay una creciente cantidad de pruebas objetivas de que los recientes cambios climáticos son primordialmente resultado de la actividad humana. La influencia de la actividad humana sobre el clima es compleja; atañe a lo que consumimos, al tipo de energía que producimos y utilizamos, a si vivimos en la ciudad o en una granja, o en un país rico o pobre, a si somos jóvenes o viejos, a lo que comemos e incluso a la medida en que las mujeres y los hombres disfrutan de igualdad de derechos y de oportunidades. También atañe a nuestras crecientes cantidades, que se están aproximando a 7.000 millones de personas. A medida que la velocidad del crecimiento demográfico, de las economías y del consumo superen la capacidad de ajuste de la Tierra, el cambio climático podría tornarse mucho más extremo y, posiblemente, catastrófico. La dinámica de la población es parte de una historia mucho más vasta e intrincada acerca de la manera en que algunos países y algunos pueblos han procurado su desarrollo y han definido el progreso, y acerca de la manera en que otros han tenido escasa voz en las decisiones que afectan sus vidas.

  • Los elementos del cambio climático

    En los últimos 100 años, la temperatura en la superficie terrestre aumentó 0,74 grado centígrado. Tal vez tal aumento no parezca muy grande, pero este calentamiento ha bastado para perturbar muchos ecosistemas del planeta y plantear sustanciales riesgos al bienestar de los seres humanos. Lo más importante a tener en cuenta es que si, como pronostican muchos científicos especialistas en clima, esa tendencia continuara o se acelerara, la temperatura del planeta podría aumentar entre cuatro y seis grados para 2100, lo cual tendría probablemente efectos catastróficos sobre el medio ambiente, el hábitat, las economías y los seres humanos.

  • Al borde

    Al considerar el cambio climático provocado por los seres humanos, el primer principio que debe respetarse es evitar empeorar la situación.

  • En marcha

    El medio ambiente siempre ha conformado los desplazamientos de las personas y la distribución de las poblaciones humanas en el planeta. A lo largo de la historia, muchas personas se marcharon de lugares donde las condiciones eran difíciles o se estaban deteriorando, y tradicionalmente, los pueblos nómades han optado por la migración estacional para mantener sus medios de vida en ecosistemas delicados. Las sequías ocurridas entre 1930 y 1936 en el “Cuenco de polvo” (Dust Bowl) estadounidense desplazaron a centenares de miles de personas y las sequías que asolaron la región del Sahel en África durante el decenio de 1970 obligaron a millones de agricultores y nómades a migrar a las ciudades.

  • Fomento de la resiliencia

    En Malawi, los agricultores solían pronosticar la llegada de las lluvias, pero ya no pueden hacerlo. Por ende, Mazoe Gondwe, encargada de los alimentos para su familia, diversifica la producción dividiendo su lote entre cultivos de secano y cultivos de regadío, y se encomienda a la providencia.

  • Movilización en pro del cambio

    En su trabajo con comunidades agrícolas a lo largo de la costa de Bangladesh sudoccidental asolada por inundaciones , la organización de asistencia humanitaria CARE ha maximizado el número de mujeres que emplea, ha capacitado a todo su personal en relación a cuestiones de género y ha asignado prioridad a la colaboración con hogares que tienen por jefa a una mujer. Hace algún tiempo, las agricultoras se lamentaron de que sus pollos, una fuente redituable de medios de vida cuando hace buen tiempo, estaban ahogándose cuando se inundaban las tierras en la estación de los monzones. Las agricultoras y la organización no gubernamental formularon una estrategia que resolvió eficazmente el problema: dejar de criar pollos, para criar patos.

  • A cinco pasos del borde

    El clima mundial está cambiando; y somos nosotros mismos— en nuestros estilos de vida, nuestras cantidades en acelerado aumento y en la escala masiva de nuestro consumo y nuestra producción—quienes estamos cambiándolo. La tecnología, especialmente la quema de combustibles

  • Notas e indicadores
  • Add to Marked List