Panorama Social de América Latina

Spanish
Frequency
Annual
ISSN: 
1684-1409 (online)
http://dx.doi.org/10.18356/4596003c-es
Hide / Show Abstract
Also available in English
 
Panorama Social de América Latina 2016

Latest Edition

Panorama Social de América Latina 2016 You do not have access to this content

Spanish
Click to Access: 
    http://oecd.metastore.ingenta.com/content/b1152fc0-es.pdf
  • PDF
  • http://www.keepeek.com/Digital-Asset-Management/oecd/economic-and-social-development/panorama-social-de-america-latina-2016_b1152fc0-es
  • READ
Author(s):
UN
01 Dec 2017
Pages:
287
ISBN:
9789210585910 (PDF)
http://dx.doi.org/10.18356/b1152fc0-es

Hide / Show Abstract

El tema central de esta edición del Panorama Social de América Latina es la desigualdad social, considerada como un desafío fundamental y un obstáculo para el desarrollo sostenible. Se abordan algunos de los ejes y dimensiones de la desigualdad social, llamando la atención sobre la forma en que estos se entrecruzan y se potencian mutuamente. En sus distintos capítulos se examinarán las desigualdades en la distribución del ingreso (personal y funcional) y de la propiedad, las desigualdades a lo largo del ciclo de vida, las desigualdades en el uso del tiempo entre hombres y mujeres, y la situación de las poblaciones afrodescendientes como una de las manifestaciones de las desigualdades étnico-raciales. Asimismo, se analizan las tendencias recientes en cuanto a los recursos públicos disponibles para financiar políticas sociales capaces de hacer frente a la pobreza y la desigualdad y promover un desarrollo social inclusivo.

Also available in English
loader image

Expand / Collapse Hide / Show all Abstracts Table of Contents

  • Mark Click to Access
  • Síntesis

    La preocupación por la igualdad ha estado históricamente presente en el pensamiento de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL). Ha ganado centralidad a partir de 2010, como se expresa y fundamenta en el conjunto de documentos que se conoce como la trilogía de la igualdad (CEPAL, 2010, 2012 y 2014a), que en 2016 se complementó con el análisis de los principales desafíos que enfrenta la región para el cumplimiento de los Objetivos de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible (CEPAL, 2016d). Avanzar hacia la reducción significativa de la desigualdad es un compromiso asumido por todos los países de la región (plasmado en el Objetivo de Desarrollo Sostenible 10 de la Agenda 2030, de “reducir la desigualdad en los países y entre ellos”) y claramente expresado en la consigna de “que nadie se quede atrás”.

  • La desigualdad en América Latina: Un desafío clave para el desarrollo sostenible

    La desigualdad es una característica histórica y estructural de las sociedades de América Latina y el Caribe, que se ha mantenido y reproducido incluso en períodos de crecimiento y prosperidad económica. En el período reciente, la desigualdad en la distribución de los ingresos, así como en otras dimensiones, se ha reducido (CEPAL, 2016a y 2016d), en un contexto político en que los Gobiernos de los países de la región dieron una alta prioridad a los objetivos de desarrollo social, promoviendo políticas activas de carácter redistributivo e inclusivo. A pesar de estos avances, persisten altos niveles de desigualdad, que obstaculizan el desarrollo y son una barrera fundamental para la erradicación de la pobreza, la ampliación de la ciudadanía y el ejercicio de los derechos, así como para la gobernabilidad democrática. Avanzar hacia su reducción significativa es un compromiso asumido por todos los países de la región, plasmado en la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible y claramente expresado en el propósito de “que nadie se quede atrás”.

  • El gasto social: Evolución y desafíos para el financiamiento de las políticas

    En 2016, el bajo crecimiento de la economía mundial (2,2%) por octavo año consecutivo, el escaso volumen del comercio mundial (cuya tasa de crecimiento fue menor que la de la economía mundial) y la moderada disminución de los precios de las materias primas conformaron el contexto en que los países de la región tomaron sus decisiones de políticas económicas y sociales. En ese escenario, como lo planteó la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) en su reciente Balance Preliminar de las Economías de América Latina y el Caribe, la región enfrenta desafíos de gran magnitud, pues se estima que el crecimiento del conjunto de las economías registrado en 2016 fue negativo (-1,1%) y que en 2017 se producirá una leve recuperación (1,1%) (CEPAL, 2016b)1. Las consecuencias de estos resultados económicos sobre el mercado laboral son el deterioro de la cantidad de empleos (se estima que el desempleo urbano fue del 9% en 2016) así como de su calidad, sobre todo en los países de América del Sur. A la vez, como se analiza en otros capítulos de esta edición del Panorama Social de América Latina, en la región persisten altos niveles de desigualdad.

  • La matriz de la desigualdad social: La edad como un eje estructurante de las desigualdades sociales

    La desigualdad social es un fenómeno con múltiples causas y diversas manifestaciones, que va más allá del acceso a los ingresos y de su distribución. Recientemente, la CEPAL ha subrayado la importancia de identificar y analizar los ejes estructurantes de la desigualdad social que se hallan presentes en ámbitos de gran relevancia para la inclusión económica y social relacionados con el disfrute de derechos económicos, sociales y culturales, como el acceso a la educación, la salud, el saneamiento, la vivienda, el cuidado, los ingresos, las oportunidades de trabajo decente, la protección social y la participación política, y que se traducen en grandes disparidades de bienestar y agencia en la vida de las personas (CEPAL, 2016a). Hacer visibles esas desigualdades ayuda a identificar la forma concreta en que las políticas públicas pueden incidir en la superación de los mecanismos de reproducción de la pobreza y avanzar hacia la igualdad.

  • La distribución del tiempo: Una dimensión clave en el análisis de la desigualdad

    Las reflexiones sobre el tiempo, definido en términos generales como la duración de las cosas que se encuentran sujetas al cambio, y los intentos de medirlo han acompañado a la humanidad desde sus inicios y han sido abordados por varias y muy distintas disciplinas, como la física, la historia, la psicología, la teología y la literatura. De los antiguos griegos a la actualidad, las nociones filosóficas sobre el tiempo han girado principalmente en torno a dos ideas: el tiempo físico, como un elemento natural y absoluto, y el tiempo social relativo, como una representación subjetiva que las personas hacen de su existencia y de la sucesión de diversos eventos. El primero es una variable que representa una exterioridad objetiva, observable, continua, homogénea, medible e independiente. El segundo es una construcción social, subjetiva, heterogénea y que puede ocurrir de forma simultánea o discontinua.

  • Poblaciones afrodescendientes: Ampliar la mirada de la desigualdad para avanzar en la garantía de sus derechos

    La existencia de una cuantiosa población afrodescendiente en la región tiene sus orígenes en la trata o comercio esclavista que se realizó a través del Atlántico por casi 400 años. En los países de América Latina las personas afrodescendientes aún están en situación de desventaja a causa de la desigualdad estructural y las múltiples formas de discriminación, fenómeno que se inició en el período colonial y se consolidó durante la creación de los Estados. Su resistencia y su lucha las han constituido en activos actores políticos y sociales, posicionando sus demandas históricas en agendas internacionales, regionales y nacionales. Una expresión de ello es el establecimiento por parte de las Naciones Unidas del Decenio Internacional de los Afrodescendientes, que se extiende por el período 2015-2024, con sus pilares de reconocimiento, justicia y desarrollo.

  • Add to Marked List