Boletín de Estupefacientes

Spanish
Frequency
Annual
ISSN: 
2414-3189 (online)
http://dx.doi.org/10.18356/a931b464-es
Hide / Show Abstract
Also available in French, English
  • 2007
 
Boletín de Estupefacientes

Latest Edition

Boletín de Estupefacientes

Un Siglo de Fiscalización Internacional de Drogas You do not have access to this content

Spanish
Click to Access: 
    http://oecd.metastore.ingenta.com/content/057a3906-es.pdf
  • PDF
  • http://www.keepeek.com/Digital-Asset-Management/oecd/drugs-crime-and-terrorism/boletin-de-estupefacientes_057a3906-es
  • READ
Author(s):
UNODC
31 Dec 2009
Pages:
179
ISBN:
9789210558280 (PDF)
http://dx.doi.org/10.18356/057a3906-es
Also available in French, English
loader image

Expand / Collapse Hide / Show all Abstracts Table of Contents

  • Mark Click to Access
  • Perfacio
    El Boletín de Estupefacientes es una publicación de las Naciones Unidas que se emite desde 1949. Se imprime en los seis idiomas oficiales de las Naciones Unidas: árabe, chino, español, francés, inglés y ruso.
  • Política editorial y directrices de publicación
    El director de edición invita a particulares y organizaciones a que aporten artículos al Boletín de Estupefacientes acerca de políticas, criterios, medidas y novedades (teóricas o prácticas) relacionadas con los diversos aspectos de las actividades de fiscalización de drogas. De particular interés son los resultados de investigaciones, estudios y experiencias prácticas que puedan constituir información útil para los encargados de formular políticas, especialistas y expertos, así como para la población en general.
  • Un siglo de fiscalización internacional - Introducción
    Hace un siglo, la epidemia de opio de China provocó la puesta en marcha de medidas internacionales para luchar contra la droga, pues las instancias normativas se dieron cuenta de que el problema era demasiado complejo para que un único país pudiera afrontarlo por sí solo. Empezando con la Comisión Internacional del Opio (Shanghai 1909), los gobiernos llegaron, con el tiempo, a un consenso internacional respecto de la necesidad de regular las sustancias sicoactivas. Además, se creó una serie de instrumentos normativos y un conjunto de órganos y sistemas multilaterales para ayudar a los Estados a aplicar esa regulación y tomar decisiones al respecto. En consecuencia, los tres convenios más importantes sobre fiscalización de drogas, que forman la base del sistema internacional para el control de la droga, gozan, hoy en día, de una adhesión casi universal, con 180 Estados partes. El presente volumen ofrece un resumen de la evolución histórica del sistema moderno de fiscalización de drogas: por qué y cómo surgió, cómo ha repercutido en la producción y el consumo de drogas, y cuál es su legado con relación a las actividades internacionales futuras de lucha contra la droga.
  • La situación de las drogas antes del establecimiento de un sistema de fiscalización international de estupefacientes
    Las sustancias sicoactivas han sido utilizadas desde la antigüedad y su consumo está documentado en la historia social. Hay indicios de que el cannabis ya era utilizado en el año 4000 a. C. en Asia central y el noroeste de China, y existen documentos escritos que datan del año 2700 a. C. en la farmacopea del emperador Chen-Nong. A partir de ahí su consumo empezó a extenderse gradualmente por todo el planeta, a la India (alrededor del año 1500 a. C.; también se menciona en el Atharva Veda, uno de los cuatro libros sagrados, alrededor del año 1400 a. C. ([1], págs. 227 a 233)); al Cercano Oriente y Oriente Medio (alrededor del año 900 a. C.); a Europa (alrededor del año 800 a. C); a distintos lugares de Asia sudoriental (siglo II d. C), África (siglo XI d. C y el continente americano (siglo XIX), y al resto del mundo ([2], págs. 9 a 16).
  • El nacimiento de un consenso internacional en materia de fiscalización de drogas
    Los cien años que duró el comercio del opio en China tuvieron consecuencias desastrosas para el país, tanto desde el punto de vista de la salud como social. Los comerciantes de opio, las empresas de transporte, los banqueros, las compañías de seguros y los gobiernos obtuvieron grandes beneficios, pero el costo social y económico de tener un número cada vez mayor de drogadictos en China y en toda Asia oriental y sudoriental resultó insostenible con relativa prontitud.
  • La elaboración del marco jurídico y la codificación del sistema internacional de fiscalización
    La conferencia internacional sobre estupefacientes celebrada en Shanghai constituyó la primera reunión en que se analizaba en detalle la situación real de los países productores y consumidores. Además, fue la primera vez que se intentó llegar a un acuerdo para limitar el envío de estupefacientes ([43], pág. 283). Puede, pues, considerarse con toda legitimidad el punto de partida del sistema internacional de fiscalización de drogas. En las secciones que figuran a continuación se exponen en detalle cómo ha evolucionado el concepto fundamental de ese sistema: medidas adoptadas por cada uno de los estados dentro de los límites de su jurisdicción, políticas nacionales, leyes y recursos, de conformidad con lo dispuesto en los tratados internacionales en materia de droga ([44], pág. 63).
  • La fiscalización internacional de drogas bajo los auspicios de las Naciones Unidas
    A partir de 1946, las Naciones Unidas asumieron las funciones y responsabilidades en materia de fiscalización de drogas que previamente ejercía la Sociedad de Naciones. En los albores de la Segunda Guerra Mundial, se crearon varios estupefacientes sintéticos nuevos, entre los que cabe destacar la metadona, sintetizada por científicos alemanes en 1937, y la petidina (Demerol). Ambas sustancias, producidas y comercializadas por empresas alemanas, estaban sometidas a una gran demanda por parte de los soldados y los civiles afectados por la guerra.
  • Tendencias a lo largo de un siglo de fiscalización de drogas
    En los capítulos anteriores se ha descrito el nacimiento y desarrollo del sistema internacional de fiscalización de drogas, comenzando por los preparativos en 1906, la conferencia de Shanghai de 1909 y el primer Convenio internacional sobre el opio aprobado en 1912. No cabe duda de la pertinencia a largo plazo del sistema internacional de fiscalización de drogas, tal como se ha descrito anteriormente. Ahora bien, ¿puede decirse lo mismo sobre su eficacia? En última instancia, la pregunta más interesante es hasta qué punto los esfuerzos realizados por la comunidad internacional y los Estados en particular han tenido efectos tangibles sobre la producción y el consumo de drogas.
  • Logros y resultados no previstos del sistema internacional de fiscalización de drogas
    Pese a todas las vicisitudes que ha sufrido, la historia de la fiscalización internacional de drogas anteriormente reseñada es relativamente sencilla. A finales del siglo XIX, el mundo se hallaba frente a una serie de mercados transnacionales no regulados de sustancias sumamente adictivas. El libre comercio de drogas trajo como consecuencia un problema de drogas de una magnitud sin precedentes en el mundo: la epidemia del opio en China. Los esfuerzos unilaterales para abordar ese problema fracasaron, y sólo pudo encontrarse una solución cuando la presión internacional llevó a los países productores de drogas a la mesa de negociaciones. A mediados del siglo XX, ya se había controlado el comercio lícito de estupefacientes, un logro notable si se tiene en cuenta que muchas economías nacionales habían sido tan dependientes del opio como los propios adictos. Los mercados ilícitos surgieron como consecuencia inevitable de las medidas internacionales de fiscalización, y han resultado ser extremadamente problemáticos.
  • Referencias
  • Add to Marked List