Perspectivas Económicas de América Latina

OECD Development Centre

Spanish
Frequency
Annual
ISSN: 
2072-5183 (online)
ISSN: 
2072-5191 (print)
DOI: 
10.1787/20725183
Hide / Show Abstract

Las Perspectivas Económicas de América Latina es el análisis económico anual que realiza Centro de Desarrollo de la OCDE en colaboración con la CEPAL y el CAF. Cada edición incluye un resumen macroeconómico además de un análisis de las dinámicas que configuran la región en el contexto del movimiento de la riqueza, particularmente hacia economías emergentes. Cada volumen incluye también una revisión profunda de algún tema especial relacionado con el desarrollo latinoamericano, que toma en cuenta los retos y las oportunidades estratégicas futuras que tendrá la región. Mayor información disponible en http://www.latameconomy.org/es/

Also available in English, French, Portuguese
 
Perspectivas económicas de América Latina 2017

Latest Edition

Perspectivas económicas de América Latina 2017

Juventud, competencias y emprendimiento You do not have access to this content

OECD Development Centre

Spanish
Click to Access: 
    http://oecd.metastore.ingenta.com/content/4116144e.pdf
  • PDF
  • http://www.keepeek.com/Digital-Asset-Management/oecd/development/perspectivas-economicas-de-america-latina-2017_leo-2017-es
  • READ
Author(s):
OECD, CAF, ECLAC
29 Oct 2016
Pages:
336
ISBN:
9789264265028 (PDF) ;9789264265011(print)
DOI: 
10.1787/leo-2017-es

Hide / Show Abstract

La edición 2017 del informe Perspectivas Económicas de América Latina aborda el tema de la juventud, sus competencias y oportunidades de emprendimiento en la región. Los jóvenes latinoamericanos encarnan las promesas y los desafíos de sus países, situados en la encrucijada de una región que tras una década de crecimiento económico y progreso social se enfrenta a un panorama de desaceleración. El informe identifica estrategias y soluciones para reactivar el crecimiento económico y el progreso social de América Latina y el Caribe. Las competencias y el emprendimiento pueden empoderar a los jóvenes para desarrollar actividades económicas intensivas en conocimiento, estimular la productividad y transformar la política de la región, facilitando la transición de la escuela al mundo del trabajo y dándoles herramientas para construir el futuro al que aspiran. Este estudio pone de relieve experiencias valiosas y buenas prácticas en estas áreas al tiempo que propone estrategias para consolidar el crecimiento a largo plazo de América Latina y el Caribe asegurando la continuidad de la agenda social.

Also available in English
loader image

Expand / Collapse Hide / Show all Abstracts Table of Contents

  • Mark Click to Access
  • Prólogo

    El informe Perspectivas Económicas de América Latina analiza cuestiones relacionadas con el desarrollo económico y social de América Latina. Cada año, y desde el lanzamiento de la primera edición en noviembre de 2007, el informe analiza la situación y los resultados latinoamericanos, y los compara con los de otros países y regiones del mundo, compartiendo así experiencias y buenas prácticas.

  • Acrónimos y abreviaciones
  • Editorial

    El crecimiento del PIB en América Latina será negativo en 2016 por segundo año consecutivo, entre un -0.5% y un -1.0%. La región no experimentaba dos años de contracción económica desde los años 80. Ello plantea retos para proteger y continuar con los avances socioeconómicos recientes, en especial la disminución de la pobreza, la reducción de la desigualdad y la expansión de la clase media. Así, cerca de 7 millones de latinoamericanos cayeron en la pobreza en 2015, elevando la cifra total de pobres a 175 millones de personas, el 29% de la población. Más aún, entre 25 y 30 millones de latinoamericanos en situación de vulnerabilidad – uno de cada tres de los que salieron de la pobreza en la última década – podrían volver a caer en ella si la desaceleración se prolonga y pierden su empleo, o si enferman o se retiran.

  • Resumen ejecutivo

    El informe Perspectivas Económicas de América Latina 2017 analiza las actitudes, desafíos y oportunidades de la juventud latinoamericana. La población de jóvenes en América Latina y el Caribe (ALC) de edades comprendidas entre 15 y 29 años asciende a más de 163 millones – en torno a un cuarto de la población total de la región. La economía de ALC, con una evolución prometedora en épocas recientes, está ahora en fase de ralentización, lo cual pone en riesgo los avances sociales, políticos y económicos de la última década. Los jóvenes se encuentran en una encrucijada y encarnan las promesas y los desafíos de la región.

  • Resumen: Mejorando la inclusión de los jóvenes

    Este capítulo ofrece una visión panorámica de la publicación Perspectivas Económicas de América Latina 2017. En primer lugar presenta las tendencias económicas recientes y las oportunidades y desafíos que tienen los jóvenes en América Latina y el Caribe en este contexto. Posteriormente explora cómo mejores competencias y mayores oportunidades de emprendimiento pueden favorecer la inclusión económica, social y política de los jóvenes en la sociedad latinoamericana de hoy y del futuro. Finalmente, el capítulo resume las principales recomendaciones de política pública que emergen del análisis realizado en el conjunto de la publicación.

  • Perspectivas macroeconómicas para América Latina y el Caribe

    América Latina debe volver a una senda de crecimiento económico sólido e inclusivo. La prolongada desaceleración económica de la región confirma que el crecimiento potencial es más débil de lo previsto. Esta evolución pondrá a prueba la fortaleza del progreso socioeconómico logrado durante la pasada década, especialmente en lo que se refiere a la notable reducción de los niveles de pobreza y la emergencia de una clase media. El presente capítulo analiza las perspectivas de crecimiento de América Latina en un entorno internacional más exigente y explora sus consecuencias sobre los mercados laborales y los indicadores socioeconómicos clave de la región, tales como pobreza y desigualdad. Además, analiza las opciones de política económica enfocándose sobre la inversión en infraestructuras y competencias para estimular el crecimiento inclusivo dentro de un marco fiscal creíble y sostenible.

  • La inclusión de los jóvenes en América Latina y sus principales retos

    La mayoría de los países de América Latina todavía pueden aprovechar el bono demográfico. Sin embargo, para que esto suceda, la región de América Latina y el Caribe (ALC) necesita invertir más en los jóvenes, y favorecer su inclusión en los procesos económicos, políticos y sociales. El presente capítulo analiza los retos pendientes en la región de ALC, y ofrece un panorama estadístico detallado de cómo la posición que ocupan los jóvenes en el mercado laboral y los procesos para su inclusión en la sociedad han evolucionado en varias dimensiones clave. Así mismo, identifica un conjunto de instrumentos de política pública con el fin de abordar estas brechas. El capítulo se compone de dos partes. En la primera se ofrece una perspectiva general del comportamiento laboral juvenil durante la última década, centrándose tanto en indicadores de situación del mercado laboral como de calidad del trabajo. En la segunda, a fin de ofrecer un panorama más completo sobre la inclusión de los jóvenes en la región, se analizan otros indicadores de inclusión, tales como la salud, la satisfacción con la vida y las perspectivas de futuro, la participación cívica y social, el impacto de la delincuencia y la percepción de seguridad. Por último, el capítulo esboza un conjunto de objetivos y recomendaciones de políticas para promover la inclusión de los jóvenes en los países latinoamericanos.

  • Educación, competencias y juventud en América Latina y el Caribe

    Las competencias son esenciales para que los jóvenes puedan completar el proceso de transición a la vida adulta, contribuir a economías basadas en el conocimiento y participar en sociedad. Al mismo tiempo, las habilidades sociales y cognitivas permiten a los individuos contribuir al crecimiento y desarrollo de sus países. Las escuelas y las universidades son parte de las principales fuentes de formación y adquisición de capacidades de los jóvenes. Por ello, este capítulo analiza el nivel educativo y las competencias de los jóvenes de América Latina y Caribe (ALC) a través de un rico estudio estadístico, al tiempo que describe su desempeño y evolución en lectura, matemáticas, ciencias y tecnología de los últimos diez años. Además, el capítulo describe los principales resultados de los programas de formación laboral para jóvenes, cuyo objetivo es brindar a quienes abandonan prematuramente la escuela competencias que les permitan participar en actividades productivas. Por último, se esbozan una serie de objetivos y recomendaciones para mejorar la educación y formación de los jóvenes latinoamericanos.

  • Emprendimiento juvenil en América Latina

    El emprendimiento juvenil puede ser un vehículo para promover la empleabilidad y la movilidad social de los individuos, generando a la vez una transformación productiva. Si bien las actitudes hacia el emprendimiento en ambas regiones son similares, los jóvenes emprendedores latinoamericanos suelen tener una menor educación y provenir de entornos socioeconómicos más desfavorecidos que los de las economías de la OCDE. Con menos recursos, competencias y experiencia, aquellos afrontan mayores obstáculos en la creación de empresas a la hora de acceder al financiamiento, adquirir competencias empresariales, integrar redes empresariales, crear nuevos mercados y superar las barreras regulatorias. En cierta medida, las políticas públicas en estos ámbitos han mejorado las perspectivas de emprendimiento joven. Las evaluaciones de programa sugieren que los programas de emprendimiento juvenil han sido eficaces para mejorar los resultados del mercado laboral. Reforzar los componentes más efectivos de dichos programas, como la formación empresarial, el asesoramiento y la tutoría, puede mejorar considerablemente la eficacia de los programas en el futuro.

  • El futuro del trabajo, las políticas y las ciudades

    El mundo del trabajo, las políticas y las ciudades están sufriendo grandes transformaciones, debidas fundamentalmente al cambio tecnológico. Las tecnologías aplicadas al trabajo están reemplazando ciertas tareas y creando otras nuevas, reorientando así la demanda de competencias. También están apareciendo nuevas maneras de expresar las demandas sociales, que están desempeñando un papel catalizador del actual descontento y desapego del sistema político, manifestado fundamentalmente por los jóvenes en ALC. El proceso de urbanización prosigue en la región y, en un futuro próximo, las ciudades estarán más densamente pobladas e interconectadas, serán más diversas, más activas económicamente y más complejas que las ciudades actuales. Todas estas transformaciones están dando lugar a desafíos y oportunidades, perfilando un futuro de una naturaleza muy distinta al mundo que hoy conocemos. Las políticas deben preparar a los jóvenes para el cambio, y para afrontar nuevos desafíos y aprovechar al máximo las oportunidades emergentes.

  • Add to Marked List
  • Expand / Collapse Hide / Show all Abstracts Notas país

    • Mark Click to Access
    • Argentina

      Las condiciones del mercado laboral en Argentina han mejorado, pero aún están por debajo del promedio de América Latina y el Caribe (ALC). La recuperación a partir de la crisis de 2001 es todavía desigual entre los distintos grupos que participan de la fuerza laboral. Si bien la tasa de desempleo en los adultos (de 30 a 64 años de edad) ha disminuido durante los últimos diez años hasta alcanzar niveles inferiores a los de la OCDE (4.5% en Argentina y 5.8% en los países de la OCDE), aún supera el promedio de ALC (3.3%). Entre 2004 y 2014, la tasa de informalidad de los adultos disminuyó en casi 15 puntos porcentuales: de casi 42% a alrededor de 27%, medidos como proporción de cotizantes a los sistemas de pensiones, según la Base de Datos Socioeconómicos para América Latina y el Caribe (SEDLAC, por sus siglas en inglés), basada en la Encuesta Permanente de Hogares (EPH) de Argentina.

    • Brasil

      En 2014 la tasa de desempleo en Brasil (4%) fue menor que el promedio de la OCDE, pero sigue siendo ligeramente mayor que la de América Latina y el Caribe (ALC) (3%), según la Base de Datos Socioeconómicos para América Latina y el Caribe (SEDLAC, por sus siglas en inglés) basada en la encuesta de hogares de Brasil (Pesquisa Nacional por Amostra de Domicílio, PNAD). En los últimos diez años la tasa de informalidad para los adultos – medidos como proporción de cotizantes a los sistemas de pensiones — ha disminuido en casi 10 puntos porcentuales, de 28% a alrededor de 19%, lo que resulta muy inferior al promedio de ALC.

    • Chile

      A raíz de la reciente desaceleración económica, la tasa de desempleo en Chile aumentó a partir de 2014 y se espera que supere el promedio de la OCDE al llegar a 7.1% en el cuarto trimestre de 2016 (OECD, 2016). La informalidad —entendida como las personas empleadas que no pagan aportes sociales— entre los adultos ha disminuido en la última década, y llegó al 13% en 2014, porcentaje muy inferior al promedio de América Latina y el Caribe (ALC).

    • Colombia

      Colombia ha experimentado un crecimiento económico fuerte y sostenido durante los últimos 15 años, con excepción de una breve desaceleración en 2008 y 2009, al mismo tiempo que el mercado laboral se ha fortalecido. El desempleo ha disminuido considerablemente en los últimos años. Sin embargo, con base en la Encuesta Colombiana de Hogares (ECH), la Base de Datos Socioeconómicos de América Latina y el Caribe (SEDLAC, por sus siglas en inglés) da a conocer una tasa de desempleo de 6% en 2014 entre los adultos, cifra superior al promedio de América Latina y el Caribe (3%), pero igual a la de la OCDE.

    • Costa Rica

      Las condiciones del mercado laboral han empeorado en la última década en Costa Rica. La tasa de desempleo superó ligeramente el promedio de América Latina y el Caribe (ALC) en 2014: 5% frente a 3%, si bien coincidió con el promedio de la OCDE. Al mismo tiempo, la tasa de informalidad entre los adultos –definida como la proporción de personas empleadas que no pagan contribuciones sociales– aumentó entre el 2004 y 2014 (24% a 26%), no obstante se mantuvo muy por debajo del promedio de ALC (26% contra 38%).

    • República Dominicana

      La República Dominicana ha experimentado un crecimiento económico fuerte y sostenido durante las dos últimas décadas que ha impactado positivamente al mercado laboral. El desempleo es bajo: 2.7% en 2014 según la Base de Datos Socioeconómicos para América Latina y el Caribe (SEDLAC) –la cifra asciende a 4.4% si se calcula con base en los datos de la Encuesta Nacional de Fuerza de Trabajo (ENFT). La República Dominicana es uno de los países de ALC con menores tasas de informalidad – definida como el total de personas empleadas que no pagan contribuciones sociales. Este grupo representa 22.5% de los trabajadores de entre 30 y 64 años, lo que resulta muy inferior al promedio de 38% en ALC.

    • México

      El desempleo entre los adultos en México ha disminuido desde finales de 2009. Aunque las tasas de desempleo son inferiores al promedio de la OCDE, se mantienen iguales que el promedio de América Latina y el Caribe (ALC), 3% en 2014, según la Base de Datos Socioeconómicos para América Latina y el Caribe (SEDLAC, por sus siglas en inglés). La informalidad –definida como el total de personas empleadas que no pagan contribuciones sociales– ha aumentado durante la última década entre los adultos (57%), lo que aún supera el promedio de ALC (38%). Sin embargo, las tasas de informalidad empezaron a disminuir en 2013 debido a las reformas del mercado laboral adoptadas en 2012. Estas reformas tienen por objeto estimular el empleo formal añadiendo nuevos tipos de contratos que dan acceso a beneficios sociales.

    • Panama

      El crecimiento económico de Panamá durante la última década fue inclusivo y contribuyó a una considerable reducción de la pobreza y de la inequidad. Durante la década del 2004-2014, la pobreza y la pobreza extrema disminuyeron más de 10 puntos porcentuales, aunque aún más de un cuarto de la población total del país vive en la pobreza (29% en 2014). Asimismo, Panamá tiene una de las mayores poblaciones de clase media de la región. Esta época de fuerte crecimiento se reflejó también en el mercado laboral.

    • Paraguay

      Los resultados del mercado laboral de Paraguay han mejorado considerablemente en la última década. Según la Base de Datos Socioeconómicos para América Latina y el Caribe (SEDLAC, por sus siglas en inglés), el desempleo ha disminuido en los últimos años. La tasa de desempleo entre los adultos, ligeramente superior a 3% en 2014, coincide con el promedio de América Latina y el Caribe (ALC) y es muy inferior al de la OCDE. La informalidad – definida como el total de personas empleadas que no pagan contribuciones sociales – entre los adultos viene disminuyendo desde 2004, aunque se mantiene muy por encima (53% en 2014) del promedio de ALC (38%).

    • Perú

      Perú ha experimentado un crecimiento económico de manera sostenida durante los últimos 15 años, a excepción de una breve desaceleración en 2014, y los resultados del mercado laboral mejoraron considerablemente. El desempleo ha disminuido en los últimos años, llegando a 1.4% en 2014, según la Base de Datos Socioeconómicos para América Latina y el Caribe (SEDLAC, por sus siglas en inglés). La tasa de desempleo entre los adultos es una de las menores entre los países de América Latina y el Caribe (ALC) (el promedio regional es de 3.4%) y se mantiene muy por debajo del promedio de la OCDE. Asimismo, la informalidad – definida como el total de personas empleadas que no pagan contribuciones sociales – también ha disminuido desde 2004. Pese a estos aspectos favorables, el índice de trabajo informal se mantiene alto, 43% en 2014, ligeramente por encima del promedio de ALC (38%).

    • Uruguay

      El crecimiento económico de Uruguay durante la última década fue inclusivo y contribuyó a una considerable reducción de la pobreza y de la inequidad. Más de la mitad de la población de Uruguay es de clase media, lo que lo hace el país con el mayor porcentaje de habitantes viviendo en hogares de clase media de la región (68% en 2014). El crecimiento se reflejó también en el mercado laboral. El desempleo cayó casi a la mitad desde 2004, según la Base de Datos Socioeconómicos para América Latina y el Caribe (SEDLAC, por sus siglas en inglés), hasta llegar a 3.7% en 2014, lo que coincide con el promedio de América Latina y el Caribe (ALC) y está muy por debajo del de la OCDE. El índice relativamente bajo de informalidad–definida como el total de personas empleadas que no pagan contribuciones sociales– disminuyó a 9% entre los adultos en 2014, el menor de la región de ALC y muy inferior al promedio regional (38%).

    • Nota sobre la metodología
    • Add to Marked List
 
Visit the OECD web site